La Pirámide de la Unidad

A medida que nos elevamos desde el punto de este mundo (el punto más bajo donde se desvanece la sensación de espiritualidad) hasta el punto más alto del mundo de lo Infinito (donde todas las cosas son corregidas y reveladas) todos pasamos a través de las mismas etapas. Sin embargo, todo el mundo pasa a través de ellas según la raíz de su alma o “según su preferencia”.

En nuestro mundo, todos sentimos un mundo en común con las mismas sensaciones. Sin embargo, nuestras cualidades existen en una combinación única para cada persona. Por lo tanto, la imagen del mundo que surge en cada persona es también completamente única. Depende de la combinación individual de las cualidades de cada quien, las cuales provienen de la raíz de su alma.

Sin embargo, todos escalamos por los mismos peldaños de la misma escalera espiritual. Por lo tanto, existe una ciencia para todos que se refiere a la revelación de una vida superior: la ciencia de la Cábala. Ella le explica a cada persona como tiene que avanzar.

Todo lo que leemos al respecto en El Zohar, se refiere a nuestros estados avanzados, por los cuales todos tendremos que pasar. Hasta el punto que deseemos sentirles, nosotros tomamos la fuerza (la Luz de Or Makif) desde estos grados, y ella nos impulsa. En la medida en que ejerzamos nuestro esfuerzo de “bebé”, crecemos, nos desarrollamos y ascendemos.

Para nosotros es esencial estimular la influencia de nuestros estados avanzados en nosotros mismos. De manera que, el segundo y mucho más importante aspecto en nuestro enfoque para leer El Libro del Zohar, es entender que el ascenso implica unidad. Subimos por una “pirámide” o “cono” en la medida en que unamos nuestros puntos en el corazón.

Por lo tanto, todos los 125 grados de la escalera, desde nuestro mundo hasta completar la perfección, son 125 grados de deseos unificados hasta que se fundan completamente en la condición de total otorgamiento. Esto significa que mientras más unidos estemos, mas alto subiremos, hasta el punto donde nos conectamos, la cualidad de otorgamiento (el Creador) es revelada entre nosotros. En la medida en que seamos capaces de unirnos, revelamos la medida de unificación entre nosotros, y esto determina la medida de la revelación de la condición de otorgamiento del Creador.

Por lo tanto, cuando leemos El Libro del Zohar, deseamos estar en ese estado, y esperamos que se manifieste dentro y entre nosotros.

(Tomado de la segunda parte de las Lecciones Diarias de Cábala del 12 de septiembre 2010, sobre El Zohar.)

Material relacionado:

Unificación de las almas equivalencia con el creador
Como unir todas las pirámides en una sola
La pirámide

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta