Retornando a Maljut del Infinito

Pregunta: Ayer en una publicación de su blog, Viajando en el mundo de los deseos, escribió, “En el mundo espiritual no hay fuente de Luz porque la Luz llena el universo entero. Por lo tanto, su influencia es la misma no importa donde estés.” ¿Eso significa que podemos decir cuánto nos acercamos a la Fuente de Luz, el Creador, sólo en la conexión entre nosotros?

Respuesta: Eso es correcto. No hay lugar excepto en el que estamos ahora. Este es el único lugar que fue creado: Maljut del Mundo de Infinito. Sin embargo, como resultado de la restricción gradual de la Luz (la presencia del Creador en ese lugar) a través de 125 grados, estamos ahora detrás de 125 filtros. Estamos ahora detrás del último nivel de ocultamiento donde ni siquiera sabemos dónde estamos con respecto a todos los niveles.

Para comenzar a revelar este lugar – Maljut de Infinito – sin ocultamiento, tenemos que imaginar que sin embargo estamos ahí, pero no lo sentimos porque estamos separados unos de otros por el egoísmo. Si comenzamos a unirnos, entonces al grado que lo hagamos retornamos por los 125 niveles de revelación de la sensación de Maljut de Infinito. En esencia, regresamos a la consciencia al retirar los velos del ocultamiento.

Todo llega a ser revelado de acuerdo a la fuerza de conexión entre nosotros. Cuando aspiramos a unirnos, entonces la fuerza de oposición a esa unidad es llamada “la inclinación al mal”. Cuando deseamos unirnos en nuestra aspiración de volvernos como el Creador, descubrimos un sistema entero de conexión equivocada entre nosotros, el cual es opuesto a la unidad.  Revelamos el sistema de mundos impuros de ABYA (BYA De Pruda – los mundos de separación). Al corregir nuestra intención de “recepción” a “otorgamiento,” convertimos los BYA impuros al sistema de mundos puros de BYA (BYA De Kedushá – santidad, otorgamiento)

En realidad nada se quebró. Sólo nuestra conexión se arruinó. Se volvió egoísta, ¡Pero ahora la estamos restaurando una vez más en la forma de otorgamiento!

No estamos rotos, sino divididos unos de otros. Es sólo que nuestra conexión es incorrecta. En lugar de comunicarte bondad, quiero quitártela y darte el mal en su lugar. Así es como cada uno nos sentimos y es llamado un sistema roto.

Sin embargo, en realidad nada en este sistema fue roto. Es el mismo sistema donde todos estamos unidos unos con otros, sólo nuestra conexión es incorrecta. Cuando descubrimos que la conexión entre nosotros es incorrecta, significa que ahora estamos en los mundos impuros de BYA, y esa es ya una revelación espiritual. Pero por ahora estamos detrás de 125 capas de ocultamiento de esta conexión. Sin embargo, es sólo una falta de consciencia de nuestra parte.

Por lo tanto, todo depende sólo de nuestros esfuerzos por revelar el sistema de la conexión correcta entre nosotros. A través de esta conexión revelamos la fuerza que gobierna la creación: el Creador. No hay otra oportunidad de revelarlo.

En esencia, recreamos nuestro Kli (la vasija común del alma) desde el estado roto en el que todas sus partes funcionan incorrectamente, como los órganos de una persona enferma, hasta que alcanzamos la armonía y la conexión correcta. El estado sano al que regresamos, nuestro funcionamiento adecuado, la fuerza interna que nos controla, la necesidad y la meta de su existencia. ¡Y todo esto es llamado Creador!

(De la segunda parte de la lección diaria de Cabalá  del 14 de septiembre 2010 sobre El Zohar.)

Material Relacionado:

La iluminación negra de maljut

Encuentrate en la dimensión superior

La casa para el creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta