Revelando al Creador a través de El Zohar

Al leer El Zohar, ¿qué es lo importante para mí? ¿Es conocer el texto en todos sus detalles o llegar a conocer al Creador? Después de todo, El Zohar habla de Él y Sus acciones. ¿Deseo conocer lo que está escrito acerca de las acciones mismas o de dónde y de Quién provienen esas acciones?

Hay aquí un punto de ruptura oculto que conduce ya sea al éxito o al fracaso, la Luz o la oscuridad, la revelación del Creador o el recuerdo del texto, estudiar la Torá o alcanzar a Quien entrega la Torá. La meta es revelar y llegar a conocer al Creador que se encuentra detrás del texto. Él es precisamente lo importante para mí, y por esto pienso en cómo revelar la fuerza a través de las acciones que se describen allí.

Es como si me sentara a la mesa con el Anfitrión, que me ha preparado los platillos más exquisitos. Sin embargo, ni siquiera observo los platillos o presto atención a nada a mí alrededor. No es que desprecie nada; los uso sólo para revelarle a Él y para obtener una conexión con Él.

¿Por qué he venido a esta mesa en primer lugar? Vine por el Anfitrión, para encontrarme con Él, no por la comida. Una vez que llevo a cabo varias acciones para llegar a conocerlo, entonces se me permite tomar todo lo que quiera de la mesa, probar y disfrutar. Puedo hacer lo que quiera siempre y cuando Él sea lo más importante para mí y todo lo demás tan sólo un medio.

Al leer El Zohar, estudiamos las acciones del Creador, y el único propósito que tenemos para hacerlo es revelarle. Debemos concentrarnos en lo que está detrás del texto y tratar de impregnarnos de él. Por una parte, el libro parece confundirme. Por otra parte, a través de mi esfuerzo de penetrar a través del texto, súbitamente comienzo a sentir al Creador detrás de éste. No existe otra oportunidad de revelarlo. No existe otra conexión con el Anfitrión.

No lo entiendo porque Él está oculto detrás de la mesa. Puedo entenderlo sólo al estudiar los platillos que se me presentan. Por ejemplo, me gustan los dulces y Él me ha preparado dulces. Él me creó para que me gustaran los dulces y Él me los da. ¿Qué desea Él al hacer esto? Además, no me gustan las cosas amargas, sin embargo, Él me da cosas amargas. ¿Por qué? Necesito revelarlo a través de mí mismo.

(De la segunda parte de la lección diaria de Cabalá del 20 de septiembre 2010 sobre El Zohar.)

Material Relacionado:

El sendero para revelar al creador

Detrás de las palabras en el libro del zohar

Lo oculto se descubrirá y lo obvio se ocultara

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta