Un espacio común entre nosotros

No estás centrado en la meta si no estás viéndola a través del grupo. El grupo es como una lente que concentra todos los haces de luz visible y los apunta hacia el objetivo. Sin éste, no serías capaz de enfocar tus ojos en la meta. Sólo en el grupo, en la relación colectiva de los amigos, serás capaz de descubrir el trabajo del Creador.

Si no construimos un área común entre nosotros, un “espacio común” donde sólo existan el otorgamiento y nuestra unidad, no tendremos el “lugar” donde el Creador pueda ser revelado. Necesito al menos una persona, ya que el mínimo en un grupo son dos personas. Decido unirme con el grupo y ahora pienso constantemente en ello. En nuestra unión que nosotros mismos creamos, en el “sitio común”, Todo de lo que El Zohar y la Torá hablan está sucediendo. Pero si no estoy conectado con los otros, no tengo un lugar para revelar lo que está descrito en El Zohar.

Si nos unimos con otros, todas las historias en la Torá, El Zohar, el Estudio de los Diez Sefirot, y el Talmud son solamente acerca de los tipos de conexión y lo que es revelado en ello. A través de mis propias acciones encaminadas hacia una conexión más grande, yo evoco la revelación del Creador. Esto es llamado “Israel (Yo), la Torá (textos Cabalistas, estudios, y el grupo), y el Creador son uno,” y yo los unifico desde el principio de mi corrección hasta su final.

No es para nada difícil concentrarte en un punto. Si no, la meta inmediatamente desaparece, y debes enfocarte de nuevo. Hay obstáculos, y el desafío consiste en enfocarte en la meta por medio de la unidad.

(De la tercera parte de la lección diaria de Cabalá del 20 de septiembre 2010, sobre Talmud Eser Sefirot.)

Material Relacionado:

La ley de las vasijas intercomunicadas

Los mundos entre nosotros

Un esquema simple de la creación

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: