Un feliz nuevo comienzo, Feliz Año Nuevo

Todas nuestras propiedades corporales están relacionadas al nivel animado de la existencia, pero nosotros tenemos que construir al humano dentro de nosotros, lo cual significa volverse “semejantes al Creador” (Adam) y existir en el otorgamiento, que sin embargo, sólo puede realizarse dentro de un grupo, dentro del amor por los amigos, con el fin de alcanzar al Creador. Por medio de nuestras relaciones, creamos un deseo similar al Creador: el sitio en donde se revela el Creador.

Por lo tanto, todas las cualidades y capacidades que están personificadas en nuestra forma corporal no tienen ninguna relación con la espiritualidad. Con respecto a la espiritualidad, la persona trabaja exclusivamente con el punto en el corazón y debe descartar el resto de las propiedades “terrenales”. No puedo triunfar en mi búsqueda del Creador por medio de ellas, pues son secundarias y sirven para trabajar “por encima de ellas”, dando siempre preferencia al otorgamiento y no a la recepción, esto es, “la fe por encima de la razón”.

La esencia es el punto en el corazón. Debo conectarme con los otros, con los amigos. De este modo, ahora tengo que tomar la decisión correcta y la determinación de que deseo lograr el triunfo no dentro del mundo material, sino en la unidad de los puntos en el corazón. Ese es el sitio en donde el Creador se revelará tan pronto como se convierta en semejante al Creador, en un mínimo.

Tengo que meditar constantemente en esta cuestión. Sólo esto determinará el éxito que conseguiré en mi progreso espiritual.

Por consiguiente, este punto es considerado como el Comienzo de una Transformación (Rosh Hashana). Es la decisión que siempre debe significar un nuevo comienzo.

De hecho, la línea que sigue trayectoria por la cual avanzamos consiste de múltiples puntos. Un sendero espiritual es una secuencia de puntos y cada uno de ellos tiene un “pellizco” un “intervalo” en movimiento entre los anteriores y los siguientes puntos, creando así una sola línea en la trayectoria espiritual.

Con el fin de continuar moviéndonos junto con los demás en la misma dirección, en cada punto de la trayectoria, tengo que ser totalmente opuesto a los anteriores y futuros estados de existencia. Sólo así podremos adherirnos a esta línea de la trayectoria.

Por consiguiente en cada punto, en cada momento de mi vida, debo decidir que ese sea el Comienzo de la Transformación dentro de mí.

(De la cuarta parte de la lección diaria de Cabalá del 8 de septiembre 2010, sobre Rosh Hashana.)

Material Relacionado

Un nuevo ano un nuevo peldano en la escalera espiritual

El hombre no puede andar solo

Ascender a la dimension superior

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: