Un tiempo para dar y un tiempo para recibir

Pregunta: ¿Es posible prepararse para la revelación de la conexión rota entre nosotros?

Respuesta: Esto se hace durante el tiempo de preparación. Es la primera etapa de avance en la sabiduría de la Cabalá, la cual es el método de revelación del Mundo Superior, y de la Fuerza Superior, para todas las personas en nuestro mundo.

La persona llega a la Cabalá y, no importa lo mucho que haya leído o le hayan dicho al respecto; no va a comprender de qué se trata. Lo que se necesita no son esfuerzos para recordar o capacidad para entender sino la influencia de la Luz que viene como resultado de los intentos de unidad, más que los esfuerzos en el estudio. Luego poco a poco comienza a escuchar, es decir, a sentir sus reacciones internas con respecto a lo que oye y lee. Ciertas sensaciones internas surgen en él.

Traten de leerle un libro a un gato. ¿Por qué no les escucha? Porque carece de sentidos que reaccionen a esa información. El gato no tiene un “lugar” (deseo) para recibir, sentir y concebir la información. Del mismo modo, una persona que viene a la ciencia de la Cabalá no puede percibir nuestra información. No es porque no comprenda las palabras, sino porque no cuenta aún con los modelos internos de sensaciones y pensamientos que le permitan reaccionar ante El Libro del Zohar.

Ésta es la razón por la que se requiere un “tiempo de preparación”. Durante este período, construimos diferentes modelos de sensaciones, relaciones y reacciones, ante las definiciones espirituales, en nuestro deseo (materia). La construcción, en nosotros, de estas nuevas células sensoriales de las definiciones espirituales, se produce sólo mediante el estudio de la Cabalá en un grupo que evoque la influencia de la Luz Superior. Es esta Luz la que crea en nosotros modelos, es decir, células de nuevas e incomprensibles (hasta ahora) sensaciones de concesión de la Luz, del otorgamiento y de otros discernimientos espirituales.

Lleva mucho tiempo el que una persona adquiera un conjunto de reacciones sensoriales para las definiciones espirituales principales. Ésta es la esencia de la educación en nuestro mundo. Si colocas a un niño en una clase superior, verás que no entiende lo que se requiere de él y que no puede comprender nada.

Baal HaSulam escribe que hay un tiempo para dar y otro para recibir. El dar inicia el proceso que conduce a la recepción. Sin embargo, dar y recibir no ocurren simultáneamente. Esto se debe a que se necesita crear un “lugar” dentro de una persona para que ésta sienta la falta de lo que se le está dando.

Todo nuestro avance en el camino espiritual se reduce a la creación de una capacidad interna para sentir el Mundo Superior. Está ahora mismo entre nosotros pero, no podemos sentirlo. El Creador ya nos lo está dando pero, no tenemos todavía el deseo por ello. No sentimos la necesidad de otorgamiento ni de amor, aunque eso sea, precisamente, el Mundo Espiritual. Así que, ¿cómo podemos revelar la espiritualidad? El Creador nos está dando Luz y, ésta nos influye y nos despierta, de acuerdo a la regla, “La Luz desarrolla los Kelim” (vasijas). La Luz “raja” los deseos; estos se vuelven más y más comprensibles y quieren la Luz, es decir, el atributo de otorgamiento. De esta forma, finaliza el tiempo de dar y comienza el recibir.

(21947 – De la segunda parte de la lección diaria de Cabalá del 26 de septiembre 2010, sobre El Zohar.)

Material Relacionado:

¿Dónde comienza la espiritualidad?

¿Cómo podemos desear lo que es más importante en este mundo?

Haremos y escucharemos al creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: