Uniéndose como iguales

Necesitamos luchar para permanecer siempre en la fe por encima de la razón. Si el Creador se revelara, yo perdería mi “yo” independiente y me convertiría en un “parásito” (uno que recibe) en el sistema superior.

Es igual a una persona que yace en la cama conectada a tubos de apoyo artificial y no necesita salir de la cama. Si el Creador se revelara, yo sería incapaz y no estaría dispuesto a hacer un solo movimiento porque Él llenaría todo el mundo por Si Mismo. Es debido a esto que siempre necesito ser independiente de Él y Ocultarlo.

Ahora entendemos por qué Maljut, una vez que experimentó este estado en el Mundo del Infinito fue incapaz de controlarlo: Eso cancela el “yo” que es la esencia de la creación. El Creador despierta el “yo” en nosotros y nosotros nos disponemos a rechazar todo el llenado, el conocimiento entero. Este es el sentimiento de vergüenza, cuando nos parece que hemos cesado de existir.

Es debido a esto que nuestro trabajo consiste en preservarnos constantemente, como la criatura que es distinta del Creador, pero por otra parte, es semejante a Él. Esto es posible sólo cuando mantenemos una división entre nosotros. Pero, esta división no nos separa realmente. Nos conectamos por encima de ella a través de la semejanza, es decir, la conexión que hemos construido entre nosotros en la medida de nuestra similitud.

No permito que mi deseo de disfrutar reciba la Luz directamente. Nos unimos con el Creador y somos inseparables uno del otro en la Luz Reflejada, en donde yo construyo la semejanza a Él. El conocimiento y la razón se encuentran abajo, mientras que la fe y el otorgamiento están por encima de todo esto. Es dentro de la fe y el otorgamiento en donde me conecto con el Creador.

El Creador nunca se revela de tal forma que sea Él que haga todo el trabajo en mi lugar y cancele mi “yo”. El Superior sólo me muestra los ejemplos, haciendo descender Su parte inferior el AJaP (Ózen, Jótem, Pe) hasta  mí, y yo tomo estos ejemplos y me hago semejante a Él.

A esto se le llama el “Trabajo del Creador”. Él no hace las correcciones en mí, sino que me enseña cómo corregirme. Y el placer proviene de nuestra adhesión y conexión.

(De la primera parte de la lección diaria de Cabalá del 15 de septiembre 2010, Cuál es la ventaja que existe en el trabajo que es más que la recompensa.)

Material Relacionado:

El día empieza por la noche

El trabajo espiritual con el grupo te ayudará a salir del descenso

La espiritualidad es alegría

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: