¿Cuándo veré el mundo como un mundo de bondad?

Pregunta: ¿Por qué la cualidad del otorgamiento está oculta de nosotros?

Respuesta: ¡La cualidad del otorgamiento se descubre respecto a mi deseo egoísta! Si se descubriera por sí misma, naturalmente la desearía. ¿Por qué no la deseo? Porque existe la oposición entre el deseo de otorgar y mi deseo de recibir, de llenarme. Si pudiera ver el mundo a través de un prisma del otorgamiento, este mundo me parecería maravilloso, lleno de bondad,  ¡no podría haber nada mejor! ¡Simplemente un Paraíso, la cualidad de Biná!

Pero si lo veo a través de mis deseos egoístas, que me dominan, no podré estar de acuerdo con esta definición. ¿Pero cuándo, de todos modos, estaré de acuerdo? Cuando con la fuerza, que recibo del grupo, aumento la importancia del otorgamiento sobre la recepción egoísta, obtengo el libre albedrío.

Pero lo podré hacer sólo con la fe por encima de la razón – poner la opinión del grupo por encima de la mía.

 (Extracto de la lección sobre el artículo, La acción directa e indirecta, correspondiente al  22 de octubre  2010.)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: