¿Hay extraños entre nosotros?

Pregunta: La convención acogerá a personas de más de cincuenta países a quienes veré por primera vez. ¿Cómo puedo rezar por alguien que es un extraño para mí?

Respuesta: No hago la diferencia entre amigos y extraños. Veo solamente sus puntos espirituales. Cada uno de ellos tiene un deseo egoísta y también un punto en el corazón que desea irrumpir y llegar al Mundo Espiritual.

En su aspecto exterior la persona puede ser blanca, negra, roja o amarilla, pero para mí no hay diferencia. Solamente me importa el punto en el corazón pues así es como se llama un alma. Mientras que el cuerpo con sus cinco sentidos pertenece al nivel animado. Puedes trasplantar sus órganos, eliminar sus partes y reemplazarlas con artificiales y nada de esto afectará al alma. El alma es lo más importante porque nos unimos en el nivel de almas.

El punto en el corazón es independiente de la apariencia de una persona. Tendremos huéspedes proveniente de todo el mundo, negros de África, rojos de América del Sur, blancos de Europa y amarillos de China. Pero sabemos que el color de su piel no afecta el punto en el corazón. Nuestras diferencias se extienden a nuestras cualidades y mentalidades corporales, pero no a la espiritualidad. 

¿Entonces por qué unificarse con todos es difícil? Llegaremos juntos y nos uniremos, revelaremos al Creador entre nosotros y la oración de muchos nos elevará a la espiritualidad.

(23539 –  De Cabalá para principiantes, El rezo de muchos el 11 de octubre 2010.)

Material Relacionado:

El enorme deseo que determina nuestra vida

Jugando en las sombras para descubrir la luz

Cuando siete son más fuertes que siete mil millones

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: