¿Por qué no siento al Mundo Espiritual?

Es posible seguir un mandamiento sólo si tú inicialmente odias a alguien, pero luego te manejas para corregirlo con la ayuda de la Luz que Reforma, la Luz que puedes atraer sólo a través del estudio de la Cabalá en el grupo (en el medio ambiente adecuado), al obtener un estado de “garantía mutua”. En ese caso, es considerado como “realizar un mandamiento” y quizás no solamente uno, si no todos ellos, y por tanto alcanzar la “corrección final” personal.

Sin embargo, para esto, tenemos que seguir ciertas condiciones: Realizar acciones que nos dirijan hacia la unidad en el ambiente correcto y ser impresionados por el medio ambiente, en vez de hacer cosas que se nos ocurran. Cada vez, me esfuerzo por elegir un medio ambiente que me pueda transferir valores y de ponerlos en práctica como si fuesen míos.

En otras palabras, yo me cancelo a mí mismo en relación a la opinión de otros y me esfuerzo por estar “incluido” en ellos, en el sistema espiritual de principios que ellos siguen, en lugar de hacerlo como la gente común. Si logró hacer esto, actuamos como un uno, siguiendo nuestra dirección común, e implementamos el mismo principio. Este principio, se convertirá en nuestra plegaria (MaN, Mayin Nukvin ó aguas femeninas) en el cuál recibiremos una respuesta (MaD, Mayin Dujin o aguas masculinas), la Luz de Corrección, y estableceremos un contacto con el mundo espiritual.

Este contacto estará basado en nuestra unidad; nadie puede adquirir espiritualidad por su cuenta. La espiritualidad existe solamente dentro nuestra conexión, en el Creador, la fuerza que conecta nuestras almas.

Por consiguiente, no puedo sostener “una pieza de espiritualidad” del grupo, dejar al grupo, e irme a mi casa con este pedazo. Yo permanezco dentro de esta unidad e incremento mi participación hacia el grupo aún más. Ahí es donde revelo la espiritualidad. Si yo pienso sobre mí mismo, y por tanto, me separo de los demás por un momento, yo regreso a la sensación de este mundo material qué es lo que siento ahora.

¿Por qué no siento nada ahora? Es porque no me encuentro unido con los demás. Tan pronto me conecto con otros, empiezo a sentir espiritualidad, mientras que cuando me desconecto de los demás, tengo la sensación de la corporalidad.

(23946- De la cuarta parte de la lección diaria de Cabalá del 17 de octubre del 2010, La Enseñanza de la Cabalá y de su Esencia.)

Comments are closed.

Próximas Entradas: