¿Quién nos conduce a través del Majsom?

El Zohar, Capítulo, Beshalaj (Faraón Envió) – 180: Para poder cruzar el Yam Suf (el Mar Rojo) y que se ahogaran los egipcios, debía cancelarse primero su elevada raíz en la santidad, en AA. Esto no era posible salvo por la gran luz de Atik que es la raíz de todo.

El Gobierno Superior nos viene del Partzuf Arij Anpin (AA) donde todo se ordena de acuerdo a Tzimtzum Bet, las tres líneas y Biná, que ha salido de los límites de Rosh de AA. Es por esto que, estamos gobernados de tal manera que tenemos que ir con fe por encima de la razón, a lo largo de tres líneas, adquiriendo las pantallas de Biná, en la Segunda Restricción (Tzimtzum Bet).

Partzuf Atik es ya la Primera Restricción (Tzimtzum Alef), por lo que se llama Atik, que viene de la palabra, Neetak (separado del mundo de Atzilut y de todos los mundos inferiores). Atik es realmente infinito. Por lo tanto, la acción que realiza es por encima del sistema en el que nos encontramos: la Luz de Atik no se somete a nuestras leyes; está por encima de ellas y por encima de nuestra naturaleza.

Estamos bajo Tzimtzum Bet y somos el resultado del Mundo de Nekudim, de la ruptura y las correcciones en los mundos de Atzilut y BYA (Beriá, Yetzirá, Asiyá). Nos sometemos a muchas restricciones pero, todas están organizadas, por lo que debemos, en primer lugar, estar en el nivel de Biná y, sólo entonces, tomar ligeramente los deseos de recibir (Kelim), con lo cual evocamos la iluminación de Jojmá dentro de los Kelim de otorgamiento.

Es por eso que no entendemos cómo es posible que se pueda producir una corrección tal, que nos permita separarnos de los “egipcios”, abandonando, así, el deseo de disfrutar y, elevarnos por encima de éste. Nos cuesta entenderlo porque nosotros sólo percibimos Luces muy débiles que vienen desde Arriba, poco a poco, paso a paso, como “gotas de suerte” (Mazalot).

Ésta es la razón por la que nuestra completa travesía a través del Majsom parece imposible, hasta que la gran Luz de GAR De Jojmá viene. Dicha Luz está por encima de todas nuestras cualidades y de las leyes de Tzimtzum Bet. Esto se conoce como “el paso del Mar Rojo” (Kriyat Yam Suf), la acción de la Luz de GAR De Jojmá.

Por lo tanto, el estado que tendremos que atravesar se llama “la oscuridad egipcia”. Cuando GAR De Jojmá ilumina dentro de los deseos, que todavía no están listos, se los lleva a una oscuridad tan grande que no podemos ni imaginar. La Luz que recorre el deseo sin corregir evoca estos fenómenos en él.

Sin embargo, el resplandor de la Luz de GAR De Jojmá, que nos viene de Atik, abre esta diferencia, o este “muro de hierro” llamado “el Mar Rojo”. No hay Mar Rojo, no hay fin. Más bien, es cancelado por la Luz que llega y, entonces, podemos ir a través de él.

(25060 – De la lección diaria de Cabalá del 27 de octubre 2010 – El Zohar.)

Material Relacionado:

Por que se dividio el mar

El nacimiento es la ruptura hacia el nuevo mundo

La fortuna dejar fluir la luz gota a gota

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: