¿Quién soy yo?

Pregunta: ¿Si no hay nadie más aparte de Él, eso quiere decir que las raíces de todo están en Él y todo lo que veo alrededor es también Él?

Respuesta: Sí así es. Y todo lo que estás diciendo, pensando y sintiendo ahora mismo es también Él.

Pregunta: ¿Dónde está mi “yo” entonces? ¿Quién soy yo?

Respuesta: Se supone que has de descubrirlo. En otras palabras, no estás descubriendo al Creador sino a tu “yo”.

Pregunta: Al final, ¿descubro que yo también soy ÉL?

Respuesta: No. Hay un cierto grado de separación que se considera la “existencia de la ausencia” (Yesh Mi Ain). Y este punto es el único lugar donde el ser creado existe, mientras  todo lo demás es el Creador. En la medida en que este punto desea ser semejante al Creador, llega a conocerse o conocer al Creador, que en definitiva es lo mismo.

Pregunta: Si todo lo que digo y pienso se origina en Él, entonces ¿cuál es el punto donde se descubre que no hay nadie más que É?

Respuesta: Es el punto en el que estás trabajando para descubrir qué constituye tu libre albedrío. Al mismo tiempo, te elevas por encima de la naturaleza que el Creador inculcó en este punto. Él lo creó como el deseo de recibir placer y además le dió la intención de sentir placer egoísta. Pero cuando continúas intentando elevarte por encima de este punto, significa que descubres al Creador, Su naturaleza: otorgar y recibir para otorgar.

(23790 – De Cabalá para principiantes, No hay nadie más aparte de Él – 29 de julio 2010.)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: