¿Ya todo ha sido hecho?

Pregunta: ¿Qué es lo que mantiene nuestro pacto? Después de todo, no lo pasamos ante un notario.

Respuesta: el pacto funciona de manera muy simple. Los que no se comprometen con este son rebotados a la velocidad de la luz ya que es la Luz la que da fuerza a nuestra unión cuando tenemos aspiración, acuerdo, y unidad entre nosotros.

La unión, el pacto de la garantía mutua, no necesita ser anunciado con palabras; es un cierto nivel de interconexión. Pero, si una persona ha llegado a este nivel y no está estableciendo una conexión, él es rebotado. El firmar el “contrato de unión” significa para una persona el completar el trato de su parte. Está bien si aun no está muy maduro, pero ya está dispuesto a restringir su egoísmo.

Veamos, ahora, en el umbral de la próxima convención mundial de Cabalá hasta qué punto todos están dispuestos a entregarse a esta causa y pensar en sólo una cosa: ¿Cómo me convierto en una parte del deseo colectivo y “me dejo ir” en este? ¿Está una persona que participa en la preparación usando todo su potencial? Si no, se está engañando y no está avanzando.

Además, ciertamente lo veremos en él. La Luz expondrá todo como rayos X. Ahí es donde revisaremos a todos y veremos, si ahora, durante la carrera final, él está preparado para entrar a la unión. Cada uno debe responder por sí mismo y examinarse a sí mismo. ¿Puede hacer otra cosa por el esfuerzo común?

Ha llegado el momento de involucrarnos con las fuerzas más internas del alma. Después de todo, es ahora cuando tengo que decidir si atravieso o no. No puede haber más demoras; ya estamos atrasados.

(24902 – De la primera parte de la lección diaria de Cabalá del 22 de octubre 2010 – El asunto del deseo de recibir.)

Material Relacionado:

Tenemos que estar tan preparados como sea posible

La convención es fuerza

Perdidos en la convención

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: