Acerca del amor y el odio

Pregunta: ¿Qué es lo que significa “amar al prójimo como a ti mismo”? ¿Qué es lo que realmente tengo que hacer?

Respuesta: Amar al prójimo como a ti mismo quiere decir que todo nuestro mundo (los niveles inanimado, vegetativo y animado de la naturaleza, así como la humanidad) y el universo entero se vuelven una parte integral de ti, “como un hombre con un corazón”. Conectas todo en ti mismo y lo percibes como tú “yo”. ¡De otra forma, no existes!

Nuestro egoísmo nos separa, pero por encima de todo, debemos recibir una fuerza desde lo Alto, el deseo y la capacidad de sentir a cada persona como si fuera yo mismo e incluso más que esto. Tengo que sentir que todo  está en mí. Pero, este “yo”, no es un sentimiento egoísta, porque el odio entre nosotros permanece e incluso aumenta. Yo me uno a los otros precisamente por encima de este odio y en ese caso, ellos se llaman mi “prójimo”, o las personas cercanas a mí.

El “prójimo” es una persona a quien odio, pero al mismo tiempo “lo amo como a mí mismo”. “El amor cubrirá todos los pecados”, quiere decir que el odio anterior permanece, pero el amor se agrega por encima de éste.

En nuestro mundo todo es conducido por nuestro deseo egoísta, ya sea en la recepción o en el otorgamiento. En el mundo espiritual, sin embargo, nos encontramos entre dos fuerzas opuestas: otorgamiento y recepción. El egoísmo crece, pero la cualidad de otorgamiento surge en paralelo. Estas dos cualidades me permiten lograr la sensación de que estoy de pie ante una montaña de odio (el Monte Sinaí, que proviene de la palabra Sina – odio). Sin embargo, antes de esto yo debo pasar a través de “Egipto” – la esclavitud del egoísmo, el Faraón. Tengo que llegar a odiarlo y luego huir de él, buscando la fuerza para corregirlo.

Cuando estoy al pié de la montaña de odio hacia mi prójimo, tengo que declarar si realmente estoy listo para unirme con los otros, amarlos por encima de mi odio y volverme como un hombre con un corazón. Si yo he pasado por todos los golpes y plagas del egoísmo (el Faraón) y siento que he sufrido lo suficiente, entonces tengo que estar de acuerdo con ello. Se debe a que odio mi egoísmo más que a mi prójimo.

Estoy de acuerdo, pensando que esto me permitirá revelar al Creador. A la larga, sin embargo, entiendo que el amor y el otorgamiento a mi prójimo es lo que me colma. Ya no quiero exigir nada sino esto. Esta acción en sí misma me llena y así es como yo me convierto en igual al Creador.

(22460 – De la cuarta parte de la lección diaria de Cabalá del 3 de octubre 2020. El amor por el Creador y el amor por los seres creados.)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta