Aguanta la respiración y saldrás del remolino

En estos últimos días que quedan hasta el congreso tenemos que estar preparados para el aumento de los obstáculos, que vienen de todas las partes, y reforzarnos mutuamente. Hay que intentar a explicar que no tenemos salida, y el avance sólo es posible con el esfuerzo por encima de los sentimientos y la razón. Como si fuera “un buey bajo el yugo o el burro cargado”: solo aplicando esfuerzos, sin ayuda de la razón y los sentimientos.

Hay que intentar a recibir del grupo tal fuerza común de la unión, que dentro de ella empezara a reinar el Creador, “dentro de su pueblo”, ¡y así subir!

En oposición a todas las religiones y “las practicas espirituales”, en la Cabalá no eliminamos el egoísmo, deseamos su desarrollo y reunimos sus explosiones, porque subimos por encima de ellas. Por eso que cada uno viene con su peso del egoísmo, sea cual sea y precisamente basándonos en él tenemos que crear una conexión entre nosotros. Y entonces, en lugar de un corto circuito, que se obtiene si entre nosotros no hay resistencia, elevándonos por encima de esta resistencia, obtendremos el resultado.

Por eso el tiempo restante es muy intensivo y crítico, cuando tiran de nosotros en las direcciones opuestas: entre el bien y el mal, entre la confusión y la claridad… Y debemos alegrarnos que alcanzáramos estos estados. Lo más importante es no permanecer indiferentes. ¡Y si la persona por fin llega al congreso, después de pasar por este remolino, tiene algo con que llegar a nosotros! ¡Todo lo demás lo corregiremos juntos!

(24956 – Extracto de la lección sobre el artículo, 600 mil almas, correspondiente al 26 de octubre 2010.)

Material relacionado:

Cómo medir la Fe Por Encima de la Razón
Nosotros no tentamos con dulces
¿Qué camino tomar?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: