Ascendiendo por los niveles de la unión hasta el Infinito

El Zohar, capítulo Beshalaj, punto 110: “…Está escrito, “Este es el gran mar”. Y el sagrado animal está sobre ellos, la Nukva del Jazé De ZA y arriba, recibiendo de los tres animales de ZA y ella es el cuarto animal, de quien todos reciben, incluso las Merkavot de Sitra Ajra y las naciones del mundo, Y todas las masas y los campamentos viajan bajo su mando, marchando por su palabra y haciendo pausa por su palabra. Cuando ella marcha, todos marchan, pues todos están aferrados a ella.

Estudiamos solo las relaciones entre Zeir Anpin (ZA) y Maljut. ZA es el Creador (Kadosh Baru Ju). Maljut es la Shejina, la unión de las almas.  Somos las partes de Maljut. Conforme a nuestra incorporación en Maljut, es decir, según nuestro deseo de unirnos, recibimos la conexión con ZA y de este modo él nos influye.

Desde luego, que todos reciben de la Nukva que es Maljut del Mundo de Atzilut, pero cada uno recibe según su unión con ella, según su incorporación en la unión entre la Nukva y ZA.

La Nukva y ZA existen desde el estado minúsculo, desde este mundo, y hasta el estado perfecto, hasta el Mundo del Infinito, hasta la corrección completa de su conexión. Debido a su incorporación en la Nukva el hombre alcanza de ella todos los grados de la escalera espiritual.

Por eso no necesitamos nada más – solo unirnos con la Nukva. La medida de nuestra unión con la Nukva, Maljut del Mundo de Atzilut, determina la altura de nuestro grado en la escalera de los mundos hasta la corrección final.

 (24675 – Extracto de la lección sobre El Libro del Zohar, correspondiente al 24 de octubre 2010).

Material Relacionado:

La unificación con el grupo nos conduce al creador

Fusionándonos como pequeñas gotas de agua

Cuando siete son más fuertes que siete mil millones

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: