Atesorar el momento

Pregunta: ¿Qué es lo que quiere decir con que nos ocupamos de cosas que son privadas pero no nos extendemos a las cosas que pertenecen a lo general?

Respuesta: Podemos llevar a cabo todas las acciones que se refieren a las correcciones, como organizar reuniones con los amigos, estudiar y ayudar al grupo y a los amigos; podemos comportarnos como hormigas en el hormiguero, pero lo más importante es: ¿Qué es lo que queremos alcanzar con todo esto? ¿Deseamos la unidad, la garantía mutua, el amor y una conexión entre nosotros dentro de la cual revelaremos al Creador?

Nos olvidamos de esto. Una persona trabaja arduamente y luego pregunta, “¿Y la recompensa? ¿En dónde está la espiritualidad? ¿En dónde  el otorgamiento?” No comprende que aún no ha hecho nada para alcanzar todo esto. Ha invertido una gran cantidad de energía y ha realizado muchas acciones de diseminación y con ello realmente ha acercado al mundo a la corrección y ha avanzado en un sentido general. No se ha apartado del camino y gradualmente va construyendo la petición interna adecuada.  Con el paso de los años, llegará a la verdad: entender que le falta solamente la intención correcta.

¡Sin embargo, olvida que esta intención tiene que acompañar todas sus acciones! Y debido a esto es que aún no logra todavía el alcance espiritual

Así es como alarga el tiempo. Está escrito que con el fin de ingresar al mundo espiritual, la persona tiene que preparar la intención durante tres o cinco años y en nuestra época lleva menos tiempo. Pero, todo depende de la unión y la intención correcta.

En este momento tenemos las condiciones que los que nos precedieron ni siquiera soñaron que podrían lograr. Nunca ha habido condiciones tan favorables en el mundo para revelar al Creador, como los libros, los medios de comunicación y los amigos alrededor del mundo que piensan de la misma forma.

Sin embargo, lo que nos falta todavía es lo más importante. La intención de otorgar. Esto es lo más difícil de conseguir y la razón por la cual el mundo todavía no percibe que somos la fuente de la Luz. Todo depende de nuestra intención al realizar cada acción, incluso la más insignificante. En este aspecto, no se puede transigir.

(22755 – De la cuarta parte de la lección diaria de Cabalá del 6 de octubre 2010, El amor por el Creador y el amor por los seres Creador.)

Material Relacionado:

El detector de otorgamiento

Entorno apropiado

La intención es el enlace con el futuro

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: