Cómo ascender pasando por encima de ti mismo

Si yo reconozco que el sistema de la Creación, que se encuentra frente a mí,  está  en realidad más corregido de lo que yo percibo, significa que yo me refiero a éste con fe por encima de la razón, por encima de mi visión. Comprendo que no veo el estado verdadero  de la realidad, debido a que por ahora mi realidad es lo que yo siento dentro de mi deseo, en mi Kli (vasija) roto. En realidad “El juez no sabe más que lo que ven sus ojos”, y lo que yo veo es un mundo roto.

Para avanzar, debo subir por encima de este “juez”. ¿Y quién es ese juez mío? Es el grupo. Es decir, fuera de mí existe otro juez – la opinión del entorno. Y si yo acepto la opinión del grupo, después de haberme revisado a mí mismo, significa que acepto esa postura, a pesar de que en realidad no la vea, pues lo que veo realmente es lo que mis ojos ven.  Y dos opiniones no pueden existir simultáneamente.  Es una opinión o la otra.  No puedo mirar con los dos ojos a través de distintos lentes y ver lo mismo. ¡Veo que las imágenes son diferentes! Pero,  entiendo, que la opinión del entorno es más avanzada, dado a que va en contra de mi naturaleza egoísta.

De este modo yo voy avanzado cada vez, recibiendo la opinión del grupo en vez de la mía. Ascendí a esta opinión, la hice mía, y nuevamente cambio mi opinión por la del entorno, que es mucho más elevada. Así voy ascendiendo, más y más alto, tal como se dice: “El grupo hoy es yo mañana”.

( 23418 – De la lección diaria de Cabalá del 13 de octubre 2010, Talmud Esser Sefirot.)

Material Relacionado:

Cuando el creador atestigua

El grupo: una estructura y una conexión

Una llamada de socorro

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: