Cómo dejar de pensar en mí mismo.

Todo Israel son responsables unos de otros (Sanedrín 27b, Shavuot 39).

1. La clave es tener en cuenta que entre nosotros (las almas) hay un sistema eterno de conexión.  Inicialmente estamos unidos, y cada uno de nosotros está en deuda con el otro.  No hay libertad en esto, porque estamos en principio interconectados e interdependientes. Por otra parte, esto es válido no sólo para Israel, sino para todo el mundo.

2. Si queremos ascender al grado espiritual de la revelación del Creador, debemos aprender la ley de conexión que trabaja en esta red e implementarla.

3. “Israel” es un pequeño grupo que decidió aprender la ley de la conexión para dirigirse directamente al Creador. El nombre “Israel” significa “Yashar-El” o directo al Creador. En el tiempo de Abraham, era un grupo de babilonios que dejaron la corriente general de desarrollo, mediante la separación y el distanciamiento de sus puntos de vista ideológicos.

Hoy en día no es la nación de Israel, pero si una parte de la humanidad (la moderna Babilonia), llegando a la misma decisión. En última instancia, toda la humanidad se unirá a este objetivo.

4.  La regla principal al dirigirse al Creador es la condición grupal de garantía mutua (Arvut).  Nosotros debemos estar realmente de acuerdo en encontrarla a través del proceso llamado “Haremos y escucharemos”.  Haremos todo lo que esté a nuestro alcance,  y en consecuencia, vamos a “escuchar” o alcanzar el grado de garantía.

Habiendo encontrado esta condición, nosotros descubrimos la conexión correcta entre todos nosotros y nos convertimos en “como un solo hombre con un solo corazón.” Por último, la Torá, el método de corrección de la naturaleza humana (egoísmo), se revela a nosotros.

5. Esencialmente, Arvut (garantía mutua) es una cosa muy simple: Recibo de la influencia del grupo un fuerte sentimiento de certeza y seguridad que puedo dejar de pensar en mí mismo por completo. Si yo fuera un rey,  tendría dinero, curadores, y un ejército a mi disposición, pero nada de eso me daría tanta seguridad. Sin embargo, gracias a la interconexión total de almas, el deseo de una persona se asegura que será satisfecho y descansa,  si todo el mundo está pensando sobre su llenado.

6. La riqueza y el poder son inútiles aquí, además, el compañero-garante no tiene algo con que llenarme. Y, sin embargo, con el pensamiento colectivo y su cuidado, los amigos abrirán los canales para la Luz, y fluirá hacia mí a través de ellos.

Los deseos de mi alma se sentirán saciados, dejará de sentir temor y vacío y de exigir llenado, dándome la oportunidad de elevarme por encima de ella y empezar a otorgar a los demás sin pensar en mí mismo.  Por lo tanto, aspirar al Creador es una necesaria condición previa, y aspirar a los amigos es necesario como la condición para alcanzar el Creador.

(23181- De la lección diaria de Cabalá 10/8/10, El Arvut.)

Material Relacionado:

Pruébate a ti mismo

El arte de ganar

¿Derribado o empujado hacia adelante en el camino?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: