Cómo podemos entrar en el mundo del Zohar

El Zohar, Capítulo, VaYeji (Y Yaacov vivió), Ítem 442: Esto es así porque desde el día en que el Templo fue destruido abajo, el Creador juró que no entraría dentro del Jerusalén de lo alto hasta que Israel entre en el Jerusalén de abajo. Está escrito acerca de eso, “Un hombre santo entre ustedes, quien es santo, y Yo no entraré en una ciudad”. Es decir, a pesar de que hay un hombre santo entre ustedes, aun así no entraré en la ciudad -Jerusalén de lo alto – hasta que Israel entre en la Jerusalén de abajo.

Cuando éramos pequeños, los adultos solían decirnos una serie de cosas que nosotros no comprendíamos. Pero, una y otra vez, nos explicaron lo que debíamos hacer o pensar de una forma u otra. Lo mismo sucede cuando leemos El Libro del Zohar. Sencillamente nos habla de cosas que están ocultas para nosotros, que no conocemos o reconocemos, pero que gradualmente van ingresando en nosotros.

Esta es la forma más natural de enseñar a una persona. No importa en el mundo que habite ni lo que estudie. Después de todo, no tiene una preparación preliminar para el nuevo conocimiento y las nuevas sensaciones. No tiene que corregir instrumentos o propiedades de percepción (Kelim, vasijas). Una persona necesita desarrollar la mente y las sensaciones. Luego, puede sentir un nuevo fenómeno y más adelante estudiar lo que significa.

Por lo tanto, la primera etapa es leer o escuchar acerca de algo desconocido y sentirse tonto; debemos apreciarlo pues es el proceso natural con que se trata a los niños y nos queda claro que es la forma en que deben ser las cosas. Les explicamos las cosas una y otra vez.

El problema es que el niño ya cuenta con la aspiración de conocer, aprender, vernos como personas grandes y seguir nuestro ejemplo. En nuestra educación espiritual, nosotros los adultos, tenemos que crear esta aspiración interior nosotros mismos. Esto es posible únicamente cuando se emplea la envida dentro del grupo.

(22053 – De la segunda parte de la lección diaria de Cabalá del 27 de septiembre 2010, sobre El Zohar.)

Material relacionado:

La linea media se encuentra en la conexión entre nosotros

Vuelve tu rostro hacia la pared

Ubicados entre el bien y el mal

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta