Del amor a los seres creados al amor por el Creador

Por el momento, el Creador se encuentra oculto de mí y yo sólo soy capaz de buscarle dentro del grupo que se encuentra situado entre Él  y yo, tal como está escrito: “Del amor a los seres creados al amor por el Creador”. Si yo me dirijo al grupo y aclaro todas las respuestas a través de ellos en lo que concierne nuestra conexión y garantía mutua, transfiero mis deseos al grupo y puedo ver si su deseo es de recibir o de otorgar.

A cambio, el grupo me provee con la percepción de la importancia del Creador y esta percepción cobra importancia para mí, que lo quiera o no. Comienzo a creer en la grandeza del Creador y que la mayor recompensa es encontrarme cerca de Él. El grupo reestructura la prioridad de mis valores, colocando el otorgamiento y el Creador por encima y mis deseos egoístas en el fondo.

Así comienzo a trabajar para aumentar la grandeza del otorgamiento  y esta sensación continúa creciendo hasta convertirse en garantía mutua en pleno derecho y todos nos volvemos uno solo. Si logramos la sensación de “un hombre” aunque sea en una medida mínima, cruzaremos la barrera (el Majsom) que nos separa del Mundo Superior. Y luego, conforme a la ley de equivalencia de forma, comenzamos a sentir al Creador, el atributo de otorgamiento que define el universo entero.

El grupo es el único medio que tengo para determinar las definiciones espirituales como la luz y la oscuridad y el día y la noche. Después de todo, llego al grupo totalmente confundido sin una idea clara de lo que quiero en esta vida, lo que es importante, lo que determina el avance y lo que el Creador quiere de mí. Me disperso en todas direcciones sin darme cuenta hacia donde me dirijo.

No tengo una dirección clara y sólo el grupo puede ayudarme a encontrar el camino. Los libros por sí solos son incapaces de lograrlo; incluso pueden confundirme dándome la impresión de que he avanzado espiritualmente acumulando el conocimiento y que captando la información en un sentido literal alcanzaré la espiritualidad. Se me entregó el grupo como modelo del mundo espiritual temporalmente, en lugar del Creador y entre más me dé cuenta de que mi avance sucede al interior del grupo, más rápido avanzaré.

(22308 – De la primera parte de la lección diaria de Cabalá del 1 de octubre 2010, ¿Qué es el día y la noche en el trabajo?)

Material Relacionado:

Las acciones llevan al amor

Tenemos que revelar el mapa de nuestras conexiones

Esposo y esposa: ¿dónde está el creador entre ellos?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta