Despierta y mírate

En el comienzo del camino espiritual las personas aun no son capaces de distinguir lo que les sucede. La sensación actual es la verdad para ellos. Son incapaces de verse desde fuera y discernir la influencia externa que viene del Creador. Ellos aun no ven las paredes del “laboratorio” en el que están.

Cuando una persona está en el lado de la voluntad de disfrutar, reacciona automáticamente a lo que está sucediendo: salta de alegría o viceversa, cae en la melancolía. Es enterrado bajo los estados de su egoísmo.

Sin embargo, al trabajar en sí mismo dentro del grupo, se vuelve alguien enajenado de sus propios deseos y adquiere la oportunidad de analizar: ¿Cuáles son las causas de sus estados, y cómo se relaciona él con el grupo, el estudio, y el Creador? En lugar de sentirse como un animal de laboratorio, se pasa al lado del Creador, quien le muestra lo que está haciendo con él.

Esto le permite a una persona llegar a ser humano, elevarse por encima del grado animado de su deseo hasta el grado humano. Ahora él entiende que el propósito de los estados desagradables donde está vacío de energía, Luz, e inspiración es atraer su atención hacia la Fuente, el Creador.

¿Por qué el Creador le envía estos estados? Es para que él se acerque al Creador con una petición. Esta es la única manera en que Él puede despertar a un “yo”. Las sensaciones placenteras me fuerzan a olvidarlo, mientras que el vacío hace lo contrario: hace que surjan las preguntas. Cuando soy tratado de mala manera, quiero saber por qué, pero cuando soy tratado bien no me importa para nada el por qué es así.

Por esto soy despertado a través de problemas, y en ese momento tengo que entender que esos son recursos del Creador. Es Su forma de mostrarme que dependo de Él: me llama ante Él para que nosotros vayamos hacia el Faraón juntos.

Es entonces cuando comienzo a darme cuenta de que no hay mal y estoy agradecido por el “mal” justo igual que por el bien e incluso más porque es precisamente este el que me ayuda a avanzar, a acercarme al Superior y exigir correcciones de Él. Si una persona toma la posición correcta al evaluar su estado, si usa la sensación como un objeto de análisis, entonces él adquiere la fe por encima de la razón, que siempre le permite moverse hacia adelante.

(24803 De la primera parte de la lección diaria de Cabalá del 25 de octubre 2010 – Muéstrame tu honor.)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: