Dos niveles de Arvut (Garantía Mutua)

Aquel que su deseo anhela dirigirse directamente al Creador, comprende y capta que el Creador se revela en la conexión correcta y reciproca entre las almas. Esta comunicación se desarrolla en el grupo en dos pasos:

1.- Ascensión al grado de Biná, Jafetz Jesed (deleite en la Misericordia), donde el hombre se siente a sí mismo como un enviado que obra por encima de la razón. En principio alcanza la noción de que se encuentra bajo el dominio del egoísmo. ¿Cómo es posible librarse de esta trampa?  Por medio del ejemplo que el hombre puede extraer únicamente del entorno. Si el individuo recibe este ejemplo por encima del intelecto y el sentimiento, lo que se conoce como “por encima de la razón”, y con la condición de que actúa – A) de acuerdo al grupo, B) en oposición a sí mismo – esta es una acción correcta dirigida para identificar y corregir el rompimiento y así realizar  la ascensión espiritual.

Cuando sostengo los valores de la sociedad y no los míos propios, atraigo hacia mí la acción de la Luz. Entonces, en este caso, mis actos concuerdan con el atributo de la Luz, y por lo tanto la atraigo por medio de la sociedad, a través del sistema en el que reconstituyo nuevamente y construyo la unión. Así, paulatinamente, se diseña en mí el Kli (vasija) que se denomina “Jafetz Jesed” o “por encima de la razón”. Como resultado de esto, yo utilizo solamente el atributo de otorgamiento, la fuerza de otorgamiento, el Kli de otorgamiento.

¿Qué quiere decir esto? – El intelecto y el sentimiento no son personales, sino que convertí los míos en los del grupo, soy un enviado de los compañeros al Creador. Todo lo que ellos valoran, yo acepto y realizo. A mí no me importa en absoluto qué es lo que hay en el paquete, y por qué este fue enviado. El cálculo es sólo uno – negarme a mí mismo y realizar el deseo del grupo. De esta forma asciendo al primer escalón de la Arvut (garantía mutua). 

2.-Luego yo deseo desempeñar un papel más activo, sin estar limitado al rol de enviado. Yo descubro que puedo ser enlace de transición: no solamente transmitir lo que me entregan, sino atraer y transferir Luz independientemente. Este es el segundo paso – respuesta de amor, por encima de Biná.

Aquí descubro la iluminación de Jojmá y la traspaso a los demás en la misma red que construí en el escalón de Biná. Yo lleno a los demás solamente con todo lo que logro recibir para ellos, entonces comienzo a sentir la Meta de la Creación. En este trabajo alcanzo al Creador, capto que no hay nada más que Él. Al final, adquiero el anhelo de “Directo al Creador” (Yashar-El)  y paso a ser garante para los demás.

 (23916 – De la lección diaria del 17 de octubre del 2010, sobre el artículo de Rabash)

Material Relacionado:

Abriéndonos camino hacia el creador.

La pirámide de la unidad

Una estación con la energía infinita

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta