Dudas en la Zona Crepuscular

Pregunta: ¿Por qué la zona de libre albedrío, las Klipot (cáscaras), está ubicada entre la sensación de la Luz Interior y la Luz Circundante?

Respuesta: La Luz Interior es la luz que entra en mí. La Luz Circundante es la luz de la que estoy consciente, consciente de que existe pero no la siento, como aquella persona que puede comprender de qué se trata. La persona se siente como si estuviera en la zona de penumbra donde no puede reconocer una imagen familiar o distinguir a un amigo de un extraño. (Un amigo es el deseo unido a ti, un extraño es el deseo con el que no puedes trabajar, sin embargo,  de estos dos estados específicamente, más tarde lograremos la oportunidad de la corrección).

Durante el día, nada necesita ser hecho, todo está claro. En la noche, no hay mucho para hacer ya que no puedo ver nada. Ambos estados han sido discernidos, pero es en la “tarde” que tengo la oportunidad de trabajar, el lugar donde los deseos se pueden mezclar. (“Erev“-tarde u ocaso proviene de la palabra “Eruv”- mezcla).

Luego de la ruptura, todos los deseos se mezclan unos con otros, pero cuando alguna parte de estos deseos rotos caen al estado del crepúsculo  y llega a nosotros, podemos discernir y unirlos al “día”. De esta forma, estudiamos nuestros deseos gradualmente. Por lo tanto, los discernimientos más importantes se producen en la frontera entre la Luz Interior y la Circundante.

(24944 – De la tercera parte de la lección diaria de Cabalá del 26 de octubre 2010 – Beit Shaar Ha-Kavanot.)

Material Relacionado:

El detector el otorgamiento

El arte de un reinicio instantaneo

El arvut es la luz

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: