El grupo es mi sombra

El grupo es mi copia, mi sombra, igual como yo soy la sombra del Creador. Recibo mucho más de mis amigos de lo que yo les doy a ellos. No depende de ellos o de su forma de comportarse, sino sólo de mi actitud hacia ellos. Este entorno es también el Creador. Es la oportunidad que Él me da de trabajar con Él, habiendo creado una ilusión para mí, como si algo existiera fuera de mí, mientras que de hecho, sólo el Creador existe fuera de mí.

Es por esto que siempre debemos despertar al entorno hasta que alcancemos el estado en el que este medio me influya para que tenga deseos de unirme a él y a través de él unirme con el Creador. No puedo alcanzar al Creador sin el entorno porque es el medio externo a través del cual veo la imagen del Creador.

Si no deseo unirme con el grupo, entonces no estoy aspirando a la meta, al Creador.  Después de todo, ¿quién es mi prójimo? La fuerza del rompimiento que ocurrió en la espiritualidad me dividió en dos partes: mi prójimo y yo. ¿Para qué? Fue para que yo hiciera el discernimiento de lo que carezco para unirme con el Creador.

Tan pronto como yo acerque este entorno a mí, aún cuando me parezca que es ajeno, me acercaré al Creador. Deliberadamente se me dotó con una percepción dual para que pueda ver una parte de mi como ajena y odiosa.

Es por esto que “ama a tu prójimo como a ti mismo” es la regla principal de la Torá. Es lo único que la Luz corrige y no hay nada que corregir sino esto. Si no pides esta corrección, entonces todos tus esfuerzos se desperdiciarán. Todo lo demás es clamar inutilmente en el desierto.

(22633 – De la segunda parte de la lección diaria de Cabalá del 5 de octubre 2010. El Zohar.)

Material Relacionado:

No te cargues con demasiado equipaje durante el camino

El enlace vital

La intención del mal es empujarme hacia adelante

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: