El grupo hoy eres tú mañana.

Si  percibo todo el desorden que sucede hoy en día en el mundo y en mi vida a la luz del otorgamiento y no de la recepción, entonces todo funciona y de repente todo cae en su lugar. Sin embargo, si lo observo en forma egoísta, veo múltiples problemas y una sólida situación de sufrimiento. Comienza a tratar todo con amor, y la imagen entera de pronto se irá formando y unificando.

La imperfección no radica en el mundo externo, sino dentro de mí. El mundo entero es solamente mi sombra (copia), y sólo mi actitud hacia éste necesita corregirse para ver un mundo perfecto. Todo lo que yo observo en el mundo como negativo es una señal de mis propios defectos, no importa con lo que esté relacionado: si con el inanimado, el vegetativo o la naturaleza animada, y especialmente con la relación entre los amigos.

Si yo acepto, por el camino de la fe por encima de la razón, que todo el grupo de amigos y el mundo son perfectos y sólo yo no lo soy, entonces comienzo a pensar seriamente en mi corrección. Yo sólo carezco de la conexión con ellos, y ahí es donde se encuentra mi corrección hasta que todos nos convertimos en uno solo. Es eso lo que se le llama el amor a los otros.

En otras palabras,  puedo comenzar a trabajar.  Se nos ha dado la ilusión de que existimos en el mundo para comenzar nuestro viaje hacia la unificación. Sin embargo, no estamos listos aun para trabajar con el mundo entero, así es que tenemos al grupo para este trabajo. El grupo refleja mi estado corregido, de acuerdo al dicho: “El grupo hoy eres tu mañana”.

(22646 – De la cuarta parte de la lección diaria de Cábala del 5 de octubre 2010, El amor por el Creador y el amor por los seres creados.)

Material Relacionado:

El grupo: una estructura y una conexión

Todos nosotros garantizamos los unos por los otros

El espíritu del grupo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: