El Pasaje Angosto Hacia la Libertad.

Nuestra alma está dividida en dos partes: Galgalta ve Eynaim (GE) o 248 deseos y AJaP (Ozen, Jotem, Pe) o 365 deseos.  Tenemos que corregir los deseos de GE para “otorgar para otorgar” y luego el AJaP para “recibir para otorgar”. Nuestro libre albedrío se encuentra entre ellos, en el medio, en el área especial denominada el tercio medio de la Sefirá Tifferet.

Por encima, in GE, se encuentran Kéter, Jojmá, Biná, Jésed, Guevura, Hod, Yesod y Maljut. Entre ellos, se encuentra el tercio medio de Tifferet llamado Klipat Noga (La cáscara Noga), el lugar de nuestro libre albedrío.

Es cómo el cuello de un reloj de arena. Por encima, se hallan nuestros deseos de otorgar y, por debajo, nuestros deseos de recibir, y en el medio, entre el otorgamiento y la recepción, se me deja con un espacio vacío. No es ambivalencia cuando no sé qué satisfacción egoísta favorecer y escoger, más bien, es un pasaje hacia un nuevo espacio, una nueva dimensión. Si la encuentro y doy un paso hacia esto, viviré en una dimensión con el Creador.

A través de este túnel estrecho, se nos lleva hacia el nuevo mundo cómo si naciéramos de una madre en el mundo y tomo consciencia de nuestro libre albedrío.

(23729 –  De la  cuarta parte de la lección diaria de Cabalá del 15 de octubre del 2010, La Libertad)

Material Relacionado:

El vacio es el precursor de la revelación

En donde se encuentra nuestra libertad

Como cambiar mi destino

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: