El Sistema de las Doce Tribus

El Zohar, Capítulo: VaYeji (Y Yaacov vivió), Ítem 694: Bienaventurado es aquel que se esfuerza en la Torá apropiadamente, bienaventurado es él en este mundo y bienaventurado es él en el mundo por venir. Hasta aquí, el dominio de Yehudá, una semilla que fue incluida en todo. Las tres líneas, por la fuerza de todas las direcciones – el sur, el norte, el este – es decir las tres articulaciones en el brazo, Yehudá, Isajar, Zevulún, juntos, son como estandartes. Yehudá es la iluminación de la línea derecha, Isajar es la línea izquierda y Zevulún es la línea media, para que Yehuda prevalezca sobre todo Sitra Ajra.

Mientras leemos El Zohar, queremos ver a través de sus palabras qué conexión particular entre nosotros describe. Las 12 tribus es la estructura común de la conexión entre todas las almas. Todas las almas que entran en conexión una con la otra ascienden a la conexión entre las 12 tribus o partes de Maljut, el alma colectiva. Más y más almas no corregidas de las “naciones del mundo” o “los malvados” comparten esta conexión, se corrigen en su intención y se unen al sistema de las 12 tribus.

Por lo tanto, mientras leemos El Zohar, necesitamos ver cómo nosotros también nos “conectamos” a esta red de comunicación. Deseamos estar en esta conexión y revelar en ella cómo el Creador interactúa con nosotros. Deseamos recibir una impresión de esto, la energía vital y la fuerza de otorgamiento, y revelar todas estas acciones “cara a cara”.

Esto se llama que queremos descubrir todo lo que estamos leyendo en El Zohar.

(23074 – De la segunda parte de la lección diaria de Cabalá del 10 de octubre 2010, El Zohar.)


Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: