Empujando al mundo hacia la corrección.

Pregunta: ¿Usted no piensa que necesitamos una diseminación de la sabiduría de la Cabalá más amplia, sin mencionar su nombre, más bien explicando sus ideas, las causas de la crisis actual, y de la necesidad de la unión en nuestro mundo?

Respuesta: Estoy totalmente de acuerdo contigo en lo que respecta a la necesidad de ser más abiertos en diseminación externa. Estoy de acuerdo que es esencial usar programas especiales con la intención de difundir la sabiduría de manera más amplia. También necesitamos preparar a profesionales en este campo.

Sin embargo, antes de actuar, tenemos que conducir una investigación a fin de no ahogarnos en el mar de consignas y lemas similares instando a la “unidad” que ya se han extendido por otras personas que saben cómo utilizar “palabras bonitas”. Hay muchas organizaciones ahí afuera. El Internet está lleno de ellos, pero nadie los escucha, ¿Por qué sucede esto?

La razón es que la naturaleza es tan sólo un deseo de recibir deleite y placer egoísta. Una persona puede “escuchar” sólo dentro del radio de sus propios deseos, pero no puedo ir más allá de ellos. Es así como la creación fue erigida. Chillar no será de ayuda aquí.

Rabash dijo una vez, mientras el deseo no sea vendido en una farmacia, nosotros solamente podemos dirigirnos hacia los que están “enfermos”. Somos indiferentes a todo, excepto sobre nosotros mismos. No podemos culparlos por eso. ¿Qué opciones tenemos?

Sólo podemos hacer lo siguiente:

  1. Diseminar nuestras ideas y reunir a aquellos que ya tienen un “punto en el corazón”, como también a las personas que están muy cerca de conseguirlo.
  2. Diseminar nuestras ideas, un poco más de amplitud, sólo para aquellos que ya tienen un “punto en el corazón”, como también a las personas que están muy cerca de conseguirlo.
  3. Nosotros sabemos, que hasta ahora, la humanidad no quiere reconocer a la crisis mundial y trata de ocultarla. La única cosa que es imposible de ocultar (y que se siente por cada uno de nosotros) es el predicamento de la crianza  (¡no de la educación!) de nuestros hijos y la crítica situación en las escuelas, en las familias, y en nuestras vidas personales.

Si somos capaces de demostrar a los demás que podemos formar a la juventud para ser físicamente y psicológicamente saludables, éticos, y con la conciencia de su propósito de su existencia a su máxima amplitud y profundidad, definitivamente nosotros podremos atraer la atención de todos. En consecuencia, a través de tal formación (una colectiva, a través de la atracción de Or Makif, la Luz circundante) iluminaremos a los niños en lugar de los adultos, es decir, formaríamos a una nueva generación que reemplazará a sus padres dentro varios años.

Tenemos que crear una cadena de escuelas alrededor del mundo. Tenemos que usar el Internet para crear una escuela abierta para todos, un espacio virtual que se convertirá en una plataforma para la formación y educación, la creación de grupos de interés, de redes de comunicación, y de cualquier otra cosa que sea popular entre los jóvenes. Tenemos que elevarlos del plano de lo material al plano virtual y luego al espiritual.

 Para esto tenemos que lanzar una escuela virtual. No importa si atrae solamente a los niños de nuestros amigos alrededor del mundo, igual atraerá a cientos de miles de niños que podrán lograr buenos resultados y que después se volverán participantes, activos y educados, de nuestro movimiento. De la manera que un niño madura físicamente, el también madura espiritualmente.

Podemos implementar en la práctica al tercer punto, y por tanto empujar al mundo hacia la corrección, cómo está dicho en La Biblia: “Regresen los corazones de los padres a los hijos, y los corazones de los hijos a los padres”.

(21385)

Material Relacionado;

Una escuela para el beneficio del mundo

El propósito de la educación

El mesías para toda la humanidad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta