Hasta que el gusano se convierta en un ser humano

El sistema de Gobierno Superior llamado “El árbol del universo” baja a nosotros desde Arriba en su forma ideal donde todas sus partes están interconectadas de manera apropiada. Cada elemento está unido con todos los otros en absoluta armonía, recibe sustento de todos y sostiene a todos de acuerdo a su grado en la fuerza común del sistema, lo que resulta en la formación de una esfera común simbolizando perfección.

Todo está permeado por la “iluminación de la Shejiná”; la Luz llena todos los deseos que existen en armonía mutua para que puedan proveer unos de otros. La ley de este sistema es que todos actúen sólo en sus intereses comunes, conscientemente y de manera recíproca. Es creado del lado de la Luz, otorgamiento, o el Creador.

Nos encontramos en el mismo centro de este sistema. Resulta que existo en un mundo maravilloso de Luz y armonía espiritual, pero a causa de estar en mi propio egoísmo, soy opuesto al sistema y veo el mundo de una manera completamente diferente.

¡La Luz Superior oculta  de nosotros a propósito la realidad perfecta sólo porque sería horrible sentir su perfección! Por lo tanto, veo simplemente una pequeña parte de la auténtica realidad que me rodea, la parte que soy capaz de absorber con mi diminuto egoísmo, pero veo todo en la forma opuesta, como mal o bien. Lo percibo al grado y en la forma en que soy capaz de aceptarlo y vivir con ello.

Al grado en que me corrijo y adquiero el grado de otorgamiento, esta esfera me es revelada más y más. ¡Se amplía y me muestra que soy cada vez peor! Pero mientras tanto, estoy ya recibiendo la fuerza de otorgamiento y corrigiéndome a mí y a mi realidad. Esto continúa hasta que mi percepción se expande y abarca toda la esfera, todo el “árbol”, el sistema entero, y entonces puedo sintonizarme con este correctamente y con toda su fuerza.

Sin embargo, por el momento, existimos en el centro de todo este universo, en una forma opuesta a el, encerrados dentro de nuestro diminuto mundo como un gusano en un agrio rábano.

(24189 – De la tercera parte de la lección diaria de Cabalá del 19 de octubre 2010 – Beit Shaar HaKavanot)

Material Relacionado:

Hay un mundo maravilloso fuera de nuestro rabano amargo

Romper el circulo vicioso de la vida y la muerte

El mundo entero no es un rabano amargo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: