La corrección comienza con “Babilonia”

La creación es conocida, generalmente, como “Babilonia“. Fue creada en el deseo, el cual se ha desarrollado a través de: las cuatro fases de la Luz, el descenso a través de los mundos, y el nacimiento y ruptura de la estructura de Adán; en el transcurso de estas fases, los deseos de recibir y de otorgar se han mezclado de forma que, cada deseo contiene partes de los otros.

Después, la Luz brilla sobre este estado roto y los deseos rotos comienzan a despertar del nivel de inanimado al vegetativo y de éste al animado y al hablante. Pero, hace 5770 años, al mismo tiempo que comenzó el desarrollo del egoísmo en las personas, también apareció el deseo de otorgar en una sola persona, Adam. Esto inició el proceso de corrección y por esta razón el tiempo se cuenta a partir de Adam.

Desde entonces, veinte generaciones se han visto envueltas en la preparación de la corrección mutua. La primera manifestación de la ruptura completa es conocida como “Babilonia”. A partir de entonces, miles de personas han seguido el camino de Adam, en la revelación del Creador, y es por eso que a cada una de ellas se le llama “hombre”, “el hijo de Adam” (Ben Adam).

La Luz sigue derramándose sobre todos los deseos rotos y, su influencia evoca en ellas la manifestación de los deseos rotos de otorgar; esto les causa malestar. El hombre instintivamente comienza a buscar con la esperanza de llenar su deseo. Él quiere revelar su verdadero estado y encontrar la razón de la ruptura de las propiedades de recibir y otorgar. Esto es lo que le lleva a la revelación del Creador.

(22109 – De la primera parte de la lección diaria de Cabalá del 28 de septiembre 2010, Qué es la plata, el oro, Israel y las Naciones en el trabajo.)

Material Relacionado:

¿Cómo podemos desear lo que es más importante en este mundo?

El enfoque en lo importante

Sobre adam harishon y abraham

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: