La Fuente Infinita está justo frente a ti

Pregunta: Estamos hablando acerca de corrección colectiva.  Pero existen personas con mucha experiencia en el grupo que han estado estudiando Cabalá por 10-15 años y también aquellos que están incorporándose ahora.  ¿Cómo pueden los nuevos miembros compensar esta enorme distancia creada por los años de estudio de manera de unirse a un grupo con los estudiantes avanzados?

Respuesta: Cada persona, cuando llega al grupo, recibe de él tanto como ha invertido en él.  Si tuviéramos aquí a Rabí Shimon con sus estudiantes quienes han conseguido la corrección final, tú también recibirías de ellos sólo hasta el punto de los esfuerzos aplicados.

Esto no depende del nivel de tus amigos en el grupo, sino de tu actitud.  No puedes beber de la fuente de las alturas infinitas ¡ya que lo que recibes de allí corresponde precisamente a la similitud de tus propiedades con ella!

El infinito esta siempre frente a ti, pero ¿cuánto recibes de él? Lo recibes gota a gota a través de una pequeña abertura.  ¿Por qué es esto de esa manera? Es porque no eres capaz de hacer una abertura mayor (Nevek) tu falta de deseo por eso (Nekeyva).

Esta es la razón por la cual el nivel del grupo no importa.  De aquí a doscientos años, cuando el mundo esté más cerca del final de la corrección, ¿será realmente más fácil para una persona integrarse al grupo? No, no será.  El Creador, el mayor sistema de gobierno,  no puede renunciar ni siquiera al más pequeño esfuerzo del hombre porque este esfuerzo le hará falta en el deseo final corregido, y estará incompleto.

Cada persona tendrá que completar todas las correcciones.  Su tiempo de despertar depende del  orden de las correcciones del alma en el sistema común.  Pero todos hacemos el mismo trabajo.

En consecuencia, desde el estado de lo infinito, percibirás la perfección de los cálculos de cada  estado de cada alma, en absoluta igualdad entre todos, sin tener en cuenta la parte del alma común de Adam a la que perteneces.  Esto se debe a que cada alma contiene toda el alma común de Adam.

(22736 De la cuarta parte de las Lecciones Diarias de Cábala del 6 de octubre 2010, El Amor por el Creador y el amor por las criaturas.)

Material Relacionado:

El juego de la luz y la vasija

¿Cómo deleitar al creador?

Una nueva satisfacción para una nueva necesidad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: