La intención del mal es empujarme hacia adelante

Sentimos como si recibiéramos una “sombra”, la oscuridad, pero esto se debe a que una Luz mayor viene cuando todavía no estoy preparado para recibirla o percibirla apropiadamente. Por lo tanto, siento oscuridad, el contraste entre nosotros.  En otras palabras, el sentimiento de descenso es la revelación de nuevos deseos (vasija) donde por ahora percibo cuán opuestos están de la Luz que me influencia.

Si estoy listo, entonces una Luz mayor revela un mayor deseo dentro de mí. Sin embargo, mientras la Luz y el deseo tienen intenciones opuestas (la Luz tiene la intención de otorgar, mientras que el deseo tiene la intención de recibir), percibo esta distancia entre ellos como un descenso.

Hasta ahora, este estado necesita ser apreciado porque, esencialmente, este ya es el lado opuesto de un grado más elevado.  Todas las sensaciones de oscuridad, descenso y rechazo vienen de una Luz nueva y más fuerte que revela mayores deseos (vasijas) dentro de nosotros.

Yo existo en un deseo infinito (vasija); mi alma es infinita.  Después de todo, no hay criaturas además de  mí; todos los demás son parte de mi alma.  La Luz gradualmente se intensifica y revela mayores niveles del deseo dentro de mí.

Mientras más brilla la Luz, mayor es el deseo que se revela.  Cuando una Luz más intensa viene hacia mí, se revela un deseo de correspondencia aun más fuerte.  Pero a cada momento un nuevo deseo es revelado, lo percibo como una separación mayor entre mi cuerpo y mi “espiritualidad”, la fuerza de la vida, porque las propiedades del deseo son opuestas a aquellas de la Luz, y entonces me siento mal.  Uno necesita prepararse para este estado anticipadamente de manera que cuando llega, se entenderá que eso lo está despertando hacia la corrección.

Si no sentí la maldad, la caída hacia la separación entre mi persona y la Luz, no estaré preparado para iniciar la corrección.  El propósito de la revelación del mal es empujarme hacia adelante.  Por esta razón, el sentimiento de una “sombra” de los mundos impuros (Tzel de Tuma) es necesario para alcanzar la “sombra sagrada” (Tzel de Kedusha); debemos valorar estas sombras.

(22201 – Tomado de la Lección Nocturna de Hoshana Rabbah del 29 de septiembre 2010  Shamati #243.)

Material Relacionado:

Construya su inteligencia espiritual

Deséalo y “escúchalo”

¡Las leyes del mundo superior en nuestro mundo!

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta