La Puerta de las Intenciones.

Beit Shaar HaKavanot (La Puerta de las Intenciones) es un libro, que más que ningún otro,  ha sido diseñado para prepararnos para la “plegaria”,  un pedido de corrección. Por lo tanto, no describe al universo en detalles individuales, no lo analiza, más bien, busca sintetizar la conexión de las partes individuales en uno, y mostrar al universo entero como uno, global, como un sistema integrado,  interrelacionado e independiente en todos sus detalles.

Cuando una persona observa la misma forma, en términos de lo general y particular, el ve como todo está interconectado. Esto implica que él lo está mirando desde el punto de vista de los “Igulim” (círculos) del sistema que pertenecen al estado final corregido, donde lo particular y lo general son iguales.

Lo particular no puede contener más o menos que lo general, y lo general no puede contener más o menos que cualquiera de sus partes. Tal es la ley de la perfección. Es por esto que tal aproximación al mundo como global, integrado, y como un sistema coherente, es necesaria para lograr una plegaria.

La razón por la que el libro es tan importante, para nosotros, es porque nos dirige constantemente a todo el sistema demostrando que no somos más que pequeñas partes de ella, cada uno de las cuales es tan importante como el sistema entero.

 (23699-  De la  tercera parte de la lección diaria de Cabalá del 26 de octubre del 2010, Beit Shaar HaKavanot.)

Material Relacionado:

No hay perdida en lo espiritual

La vasija espiritual y la klipa

Los miles de nombres del otorgamiento

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: