No les preguntes por la muerte a los malvados

Pregunta: ¿Cómo puedo seguir siendo dirigido a la meta si tengo algún problema físico que exige constantemente mi atención?

Respuesta: Hay diferentes casos. Toda persona tiene a veces problemas corporales o emocionales, preocupaciones o miedos. El Creador dirige a una persona y le envía la totalidad de estos problemas a fin de despertarlo.

Es irrelevante en qué situación una persona se encuentra. Esta recibe estos estados en su totalidad del Creador, y deben relacionar estos estados con Él. Uno también tiene que comprender que si él tiene problemas de salud, debe acudir al médico; si tiene problemas con sus ingresos, tiene que buscar un trabajo, y así sucesivamente.

Sin embargo, en su conjunto, si los problemas se resuelven, esto es sólo porque él tiene que estar en un estado diferente para avanzar. Cada estado es el estado correcto para un avance adicional. Sin embargo, uno debe relacionarse a esto corrigiéndolo como un todo en ambos, tanto en lo corporal como en los niveles espirituales.

Está prohibido para nosotros separar el mundo en dos partes, tales como “esto es para mí, y esto es para el Creador”.  No hay tal cosa como: “Ahora, voy a trabajar en mi negocio y me comprometeré en mis asuntos corporales. Luego, me voltearé a Él, haré una donación y gracias a Dios, estoy limpio ahora”.  Si estamos hablando sobre corregir las intenciones, entonces no hay un solo minuto en que estas libre. Tenemos que elevar una súplica al Creador en todos los estados y situaciones en que estamos con los problemas que se plantean.

Esta súplica no debe ser sobre lo físico, la familia, o algún otro problema. Esta debe ser siempre acerca de la meta más elevada, ya que, sin duda, incluirá bajos y más bajos niveles de preocupaciones, miedos, enfermedades y desdichas.

Todo junto, como un todo, se llama “sufrimiento” y está destinado a enfocar a la persona en la dirección correcta. Si hubiera ahí una oportunidad para quitarse de encima algo de sufrimiento (por ejemplo, los temores acerca del dinero, la salud, o familia), se apartaría del camino. No procedería tal como el Creador lo está guiando.

Por lo tanto, está prohibido que nosotros interfiramos directamente con este proceso. Debemos ayudar a una persona a lidiar con estos problemas, pero ella misma debe saber que ése es el camino. Todo es enviado por el Creador, quién es “bueno y hace el bien”, y “No hay nadie más aparte de Él “. Uno necesita aceptar todos los estados y superarlos correctamente: a través de todos los medios posibles en los niveles corporales y espirituales y con la ayuda del grupo.

Sin embargo, como está escrito, está prohibido pedir que el “el malvado” muera en mi. Nosotros sólo debemos pedir que regrese al Creador. En otras palabras, necesitamos corregir todos los estados usando los aparentes obstáculos negativos correctamente ya que son los más útiles para nuestro progreso espiritual.

(De la segunda parte de la lección diaria de la Cabalá del 27 de septiembre 2010, El Zohar.)

Material Relacionado:

No nos movemos por nuestra cuenta la luz nos mueve

Tu proteccion desde arriba

Cuando las pequeñas cosas son lo que mas importa

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: