Todos escucharán la voz del Creador.

El primer grado de la garantía mutua es el grado inicial de la escalera espiritual. La escalera entera está compuesta por la implementación de los diferentes niveles de garantía muta: Desde el 0% hasta el 100%  (el 125avo grado). En la convención nosotros intentaremos alcanzar la condición inicial de garantía muta en el nivel más simple y de sustentarlo, al menos de manera temporal.

Esto es posible si todos lo deseamos apasionadamente y si podemos transmitir esta aspiración entre nosotros. Solo una fracción de la gente podría obtener este estado conscientemente, mientras que el resto se les unirá a ellos. Nosotros estamos conectados todos juntos en un escenario espiritual, un Partzuf en la forma de una pirámide que tiene un pico (hombres desde los 20 a 60 años de edad cuyo  poder es de 60 x 10.000) y con sus capas inferiores (denominados ancianos, mujeres y niños). Sin embargo, eventualmente todos nos uniremos juntos en un grupo (nación) que “se encuentra al pie del Monte Sinaí”.

Cuando la parte más interna, los “hombres entre 20 y 60 años de edad” tomen la garantía muta sobre sí mismos; entonces todos los demás, los recién llegados, se unirán a ellos. Todos se incluyen en un todo y se considera “una nación” que recibe la revelación espiritual. Está escrito que la nación entera escuchará la voz del Creador desde el Monte Sinaí. Sin embargo, el grupo más interno, es el primero en asumir la condición real de la garantía mutua.

(23550– De la cuarta parte de la lección diaria de Cabalá del 14 de octubre del 2010, La Enseñanza  de  la  Cabalá y de su Esencia.)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta