Un Buen Destino

Cuando una persona se despierta es dirigida al grupo donde comienza a darse cuenta que su elección reposa en la unificación con los otros, y que el Creador ” ha depositado su mano en su buen Destino“. En otras palabras, una persona tiene que unirse con el entorno correcto, recibiendo de él los valores espirituales para trabajar de la mejor manera con sus amigos. Esto es lo que es llamado “un buen destino”.

Si actúo en concordancia con mi mente y emociones, me perjudica pues no me conduce a la meta espiritual.  Sin embargo, si actúo en concordancia con los valores del entorno, examinándome constantemente en relación a mi conexión con los amigos, entonces gano el buen destino ofrecido para mí por el Creador.

Mi elección,  autoanálisis con cada paso que doy se encuentra en la medida que bajo la cabeza y acepto el poder de la opinión del grupo sobre la mía. Habiéndola aceptado una vez, yo acepto permanentemente a mis amigos como guías, sintiendo que soy el último de la fila, siguiéndolos a ellos.

 (23913 – De la primera parte de la lección diaria de Cabalá del 17 de octubre 2010, Y tu conocías este día y retornas a tu corazón.)

Material Relacionado:

Somos infinitos reunidos en un círculo

La gracia es engañosa y la hermosura vana”

El sendero para revelar al creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta