Una escuela para el beneficio del mundo

Últimamente, las personas han estado enviando muchas preguntas acerca de nuestro sistema de educación. Estamos creando un nuevo sistema de educación, y debemos usarlo para beneficio del otorgamiento, para propósitos de diseminación. Esto pavimentará el camino para su exitoso desarrollo, apoyo, y reconocimiento. Nuestros niños se convertirán en parte del proceso que está dirigido hacia la ayuda para todos los niños del mundo. Estamos usando aquello que nos es más apreciado, nuestros niños, para propósitos de diseminación, como un ejemplo de una educación apropiada.

Esta es la clave del éxito: No estamos preocupados sólo por el bienestar de nuestros niños, sino por el bienestar del mundo entero. Esto significa que nuestro objetivo primario no es crear nuestra propia escuela, sino organizar clases virtuales, como un modelo que sirva como ejemplo para formar adultos a partir de niños.

Usaremos esta base para hacer programas educativos de manera que niños de todo el mundo puedan usarlos para estudiar después de la escuela en el Internet o a través de la televisión local. Programas dinámicos de diferentes formatos hechos a la medida de grupos de una edad específica nos presentarán como una organización educativa seria que realmente se preocupa por la educación. Le proporcionaremos al mundo una fuente sistemática de programas educativos en diferentes idiomas. Naturalmente, lo haremos sin mencionar la sabiduría de la Cabalá, sino sólo usando su enfoque global, integral para la revelación del mundo.

El sistema no entra en conflicto con el programa escolar; por el contrario, forma a los niños para ser adultos. Gradualmente, introduciremos además todas las materias escolares en nuestros programas desde la perspectiva de la visión global de la realidad y nuestro mundo.

Necesitamos enseñarles a nuestros hijos a entender que su percepción del mundo es relativa y mostrarles que es posible sentir y entender el mundo de una manera diferente sin estancarse en obstinadas nociones preconcebidas. Al hablarles a los niños de la naturaleza, necesitamos enseñarles de la percepción relativa, despertar preguntas acerca de ellos mismos, traerlos más cerca de la realidad, y abrir el mundo ante ellos.

Lo antes mencionado no son fantasías sin sustento, sino resultados reales que nosotros ya observamos en cientos de nuestros niños en muchos años pasados.

(22613 – De la charla sobre la educación el 1 de octubre 2010.)

Material Relacionado:

Enseñar bien a los niños

El nuevo sistema de educación

¿Cómo podemos desear lo que es más importante en este mundo?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta