¡Una advertencia muy importante!

Tengo que advertirles que todos los textos cabalistas hay que interpretar sólo en su sentido interior: no se trata de un mundo exterior, sino de la corrección del deseo del hombre. Este deseo se separa en “Israel” (Yashar-Kel – “directo al Creador) y “los pueblos del mundo” (deseos no dirigidos al Creador).

Tales deseos existen en cada uno de nosotros: dirigidos hacia la meta (por ahora solo “un punto en el corazón”) y no dirigidos hacia esta meta (que se llaman “los pueblos del mundo”). “El exilio” es el exilio de la Luz, del mundo espiritual, o sea, de la cualidad del otorgamiento. “La liberación” es “El Creador”, “la luz” – es la cualidad del amor y otorgamiento.

Sólo así hay que ver todos los textos cabalistas, sólo dentro de sí mismos y para la propia corrección, por el contrario se perderán en las imágenes materiales (la creación de los ídolos) y de nuevo, a partir de la Cabalá empezarán a inventar las religiones.

(25720– Extracto de la lección sobre el artículo “El exilio y la redención”, correspondiente al 2 de noviembre 2010.)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: