¿Hacer o no hacer?

Pregunta: ¿Qué se entiende por “mandamientos de prohibición” y “mandamientos positivos” que se describen en El Zohar, y cuál es la diferencia en su corrección?

 Respuesta: “mandamientos de prohibición” significan “no hacer”, lo que significa que necesitas abstenerte de utilizar tu deseo específico de recibir placer. Estamos hablando sobre un deseo egoísta que una persona se esfuerza en usar para recibir el placer que permanece opuesto a este deseo. Y si no hay placer en contra del deseo, no siento este deseo a pesar de que existe en mí.

Sin embargo, estamos hablando de los deseos que se despierta en nosotros, contra los cuales hay Luces que traen placeres. Necesitamos evitar de alguna manera el uso de estos deseos, separarlos o “congelarlos”. Esto es llamado “mandamientos de prohibición”.

Necesito activar muchas fuerzas para ello. Pero, ¿qué fuerzas? No usar un deseo, no significa que me detenga. En el mundo material quisiera utilizar un deseo, pero me doy una palmada para que no tocarlo. Sin embargo, no puedo hacer esto en el mundo espiritual. Para no usar mi deseo, tengo que poner un mayor valor y significado en su contra.

Después de todo, en el mundo espiritual, una transgresión es determinada en función de si quiero usar el deseo o no. Necesito alcanzar un estado en el que tengo un deseo, y de acuerdo con el deseo me gustaría usarlo. Sin embargo, de acuerdo con la importancia y el sistema de valores, yo no lo quiero puesto que no doy placer al Creador a través de él, por el contrario, cada vez me alejo de Él.

Resulta que tengo un deseo, y contrario a él la corrección. Necesito trabajar en esta corrección en lugar de sólo detenerme a mí mismo y no usar el deseo, como en este mundo. Tengo que trabajar en el deseo mismo de manera que habrá una pantalla sobre él, es decir, la importancia del hecho de que yo no trabajo con él sobre el nivel del deseo.

Por lo tanto, todo nuestro trabajo en los deseos consiste del sistema de valores: Cuán importantes son el Creador y la meta ante mis ojos, cuán importante es ser semejante a Él en cualidades. Entonces puedo abstenerme de utilizar los deseos, y esto es “mandamientos de prohibición.”

Este es un gran trabajo en cada deseo: desarrollar la importancia en su contra para no utilizarlo. Entonces, la importancia del Creador ante mis ojos excede el uso del deseo y lo resiste. Esto es llamado “mandamientos de prohibición”.

Entonces hay un estado más avanzado, cuando puedo usar los deseos con el fin de dar placer al Creador. Tomo estos deseos y los revelo. Ya tengo varias pantallas en ellos, así como una restricción de no trabajar con ellos. Tengo una pantalla de otorgamiento por el bien del otorgamiento y una pantalla de la recepción por el bien del otorgamiento.

Entonces yo trabajo con estos deseos con el fin de dar placer al Creador. Esto es llamado “mandamientos positivos”.

(26952- De la segunda parte de la Lección Diaria de Cabalá del 18 de noviembre 2010 – El Zohar.)

Material Relacionado:

Desde el mundo inferior conoceremos el Superior

El elixir de la vida o el veneno mortal

Romper la pared entre los mundos

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: