entradas en '' categoría

Infinitamente hacia el interior

Pregunta: ¿Que se requerirá de mí durante la convención? ¿Me estaré retorciendo de agonía con respecto a mi propio nacimiento y el de mis amigos?

Respuesta: Nada de esto. Que todos se ocupen solamente de armonizarse con el entorno. De esta manera, uno se anula y se inspira con el deseo del amigo. Cuando cada persona hace esto, automáticamente ingresamos en una capa más profunda de nuestra relación.

Imaginen un pastel de muchas capas. Arriba veo a los participantes de la convención, un poco más abajo, veo a los amigos y todavía más abajo veo las chispas unidas. Con mis ojos, quiero penetrar tanto como puedo en la red que nos conecta, extendiéndome por todas las capas hasta el infinito. Y esto sólo depende de mí.

Uno puede brincar de impaciencia o estar muy tranquilo, pero sin importar la actitud exterior, lo principal es concentrarse tanto como sea posible en el deseo de revelar nuestra conexión interior, que seguramente existe entre todas las criaturas. Una vez que la revelo, revelo todo dentro de ella.

Para esto me rechazo a mí mismo, esforzándome por sumergirme cada vez más profundamente y volverme parte de la red común, integrándome en ella. Esta intención, esta concentración interior es suficiente para que yo empiece a sentir la realidad, la autenticidad de la unidad colectiva con mayor claridad.

En nuestro mundo observamos las consecuencias de la interconexión global, pensamientos similares y fenómenos que aparecen en poblaciones distintas y lugares diferentes. Pero todo esto es la consecuencia, es la punta del iceberg. Y sin embargo allí en lo más profundo se encuentra la conexión irrompible que nos une.

Esta conexión es lo que debemos revelar, la aspiración es suficiente. El resto será revelado en la conexión. Los deseos y las revelaciones que nos conducirán hacia e interior.

(25544 – De la primera parte de la lección diaria de Cabalá del 1 de noviembre 2010, Y los niños se entrechocaban dentro de ella.)

Material relacionado:

¿Qué es dolor y cómo podemos dejar de sentirlo en todo momento?

Somos existencia a partir de ausencia

La formula correcta de la existencia

Un tesoro reunido a base de centavos

Pregunta: Está escrito, “Centavo a centavo, se acumula hasta un gran tesoro“. ¿Cada persona aporta su “centavo”? ¿O es nuestro “centavo” colectivo en al camino hacia la meta?

Respuesta: Una persona acumula esos “centavos” o pequeños deseos que recibe de todos los amigos. Al unirse con ellos y aspirar entrar a la garantía mutua, él adquiere  las aspiraciones de todos y estas se unen dentro e él, dándole fuerza para el camino.

Sin embargo, incluso esto es aún insuficiente. Tengo la fuerza, pero no tengo el “material.” Este “material” viene en porciones pequeñas. El egoísmo es revelado en mí pieza por pieza, y lo supero al grado en que esas porciones aparecen.

Aquí también, “centavo a centavo,” se acumulan en una gran suma.

(25888 – De la primera parte de la lección diaria de Cabalá el 4 de octubre 2010, Los escritos de Rabash.)

Material relacionado:

El temor de Dios es Su tesoro

Una moneda que vale mucho

¡Todos los tesoros están frente a ti!

Este trabajo no es fácil…

Pregunta: ¿Por qué es doloroso para el egoísmo el anularse?

Respuesta: Esto depende de la importancia de la meta. Estamos forzados a anularnos en este mundo también: En el trabajo tenemos que seguir las órdenes de nuestros supervisores, en nuestra casa tenemos que cuidar de los niños, proveer para nuestra familia, y así en adelante.

Tras cumplir con todas mis obligaciones sólo me queda cerca de una hora o dos de tiempo personal. Resulta que constantemente me anulo, sin tener otra opción porque estoy obligado a vivir. Sin embargo, ¡Recibo la recompensa dentro de mi egoísmo!

Por otra parte, aquí estamos rechazando el egoísmo para recibir algo más importante: vida espiritual, eternidad, perfección, y armonía. Por ahora no sentimos la importancia de esta recompensa, y el entorno tiene que convencernos de esto.

En nuestro caso yo he elegido un entorno y estoy conectado con todos. Nunca en la historia ha existido un estado parecido al estado en el que estamos hoy. Somos la primera generación de la corrección, y ya hemos merecido recibir el método y comenzar a asimilarlo juntos, entre miles de amigos.

¿Entonces qué resta por hacer? ¡Tenemos que anularnos! Si lo hacemos juntos, entonces será fácil para todos. ¡Así es exactamente como sucederá!

(25854 – De la lección en el Día de la Unidad el 31 de octubre 2010.)

Material relacionado:

Justificar al Creador en realidad

No perdamos el Punto de Adhesión

El Arvut no es para los débiles

¿Se ha hecho todo realmente?

Pregunta: Rabash escribe que sólo cuando una persona ha hecho todo lo posible por sus medios se vuelve al Creador para pedir ayuda. Pero ¿qué hay con los pensamientos de que no he hecho todo y no merezco ascender?

Respuesta: Nadie ha hecho todo lo posible. Sigue haciendo esfuerzos, y mientras lo haces, verás que esta instrucción se cumple.

La Klipa (cáscara) siempre te dirá que no has hecho lo suficiente: “¿Sabes qué?, espera hasta la próxima Convención.” Y debes responder: “Deja de prometerme mañanas, ¡lo quiero aquí y ahora!”

¿Quién te va a inspirar para responder de esa manera? El medio ambiente. Él multiplicará la fuerza de una persona, cuando inclina la cabeza y se unifica con otros.

(25533 – De la primera parte de la Lección Diaria de Cabalá del 1 de noviembre 2010, Y los niños se entrechocaban dentro de ella.)

Material relacionado:

¡Ahora hazlo tú mismo!

Pruébate a ti mismo

El arte de ganar

Buen entorno – 4 de noviembre 2010

Mi buen entorno – Preguntas del Día

Todos están pensando en mí

Pregunta: ¿Cómo puedo pensar en los amigos durante todo el día si no siento que ellos están pensando en mí?

Respuesta: Independientemente de ellos, necesitas conectarte con el grupo y aceptar la idea de que todos están pensando en ti como un hecho. Entonces, descubrirás que este es realmente el caso. Los amigos te serán revelados en un grado más alto. Pueden ser personas comunes y corrientes, pero verás que, en el interior, todos ellos están unificados.

Todo depende de ti, de cómo percibes a los amigos, y no su consciencia de sí mismos.

(25523 – De la Charla, en Arvut, el 29 de octubre 2010.)

Lección diaria de Cabalá del 5 de noviembre 2010

Escritos de Rabash, Dargot HaSulam, El asunto de la Shejina

Descargar: WMV Video|MP3 Audio

Rav Yehuda Ashlag, La Libertad, Lección 5

Descargar: WMV Video|MP3 Audio

Tres puntos de referencia antes de la convención

Antes de la Convención necesitamos concentrarnos en las tres cosas siguientes:

1. Estamos convencidos que existimos en un entorno correcto, bueno, poderoso y que estamos revelando el camino a la unidad y al otorgamiento mutuo.

2. Concentramos nuestro poder de pensamiento para buscar la conexión entre nosotros.

3. Estamos felices de nuestra exclusividad, alegres por este estado especial que hemos logrado.

Tales convenciones no habían ocurrido antes. Todos lo sentimos por la intensidad, presión y vibración placentera que penetra en cada uno de nosotros. Todo esto viene de lo Alto. Es una gran ayuda de lo Alto que nos muestra que debemos agregar algo que aún nos falta y esto es:

a. La alegría y el llenado del ascenso espiritual,

b. Confianza en alcanzar la meta, y

c. Esfuerzo interior.

Necesito unirme con los amigos en una sola red para revelar la fuerza mutua denominada “el Creador” entre nosotros. Todo nuestro trabajo, el análisis serio se lleva a cabo en el interior de cada persona, mientras que en el exterior debemos irradiar alegría, tranquilidad y confianza. Debe haber risas en el exterior y una llama ardiente muy adentro.

(25520 De la Charla, en Arvut, el 29 de octubre 2010.)

Un boleto de Ida

Al despegar para la Convención, dejo todo lo que tengo en este mundo en el hogar a fin de llegar a un lugar de unificación, para nacer allí, en una nueva vida. No hay lugar a donde escapar, los retornos están interrumpidos, sin conexión con el mundo. El mundo no existe.

Necesitamos prepararnos para ese estado. Planeo pasar estos días, precisamente y sólo de esta manera. Yo no pienso en nada más que en esto.

En casa, en el trabajo, en el banco, y en el almacén, preparo todo para que yo no tenga que pensar en nada durante el trascurso de estos tres días, como si volara a Marte con un boleto sólo de ida. Nada más me mantiene aquí; los puentes han sido quemados.

(25509 – De la Charla, en Arvut, el 29 de octubre 2010.)

Imbuidos por un solo campo

Pregunta: ¿Cómo es nuestra interconexión?

Respuesta: Una conexión es cuando te miro y entiendes lo que yo estoy pensando. Una conexión es cuando estás de pié a unos metros detrás de mí y con mi espalda siento que estás ahí.

Existen muchas clases de conexiones entre nosotros, muchos campos en donde interactuamos. El campo eléctrico, magnético, bioquímico, el campo de los deseos, pensamientos e intenciones; todos estos campos nos conectan.

Todos los cuerpos vivos crean campos alrededor de ellos y nosotros no interconectamos con nuestros campos. Algunas veces, hacemos contacto y algunas veces no podemos. Todo depende de la medida en que nuestros campos corresponden entre sí.

Sin embargo, existe un campo, especial, poderoso y superior: la conexión espiritual entre nosotros. Este campo abarca y engloba todo y es por eso que se llama el Creador. Este es el campo que necesitamos revelar, pero esencialmente, todos los campos pertenecen a un campo único universal que Einstein también quería descubrir.

Conecta nuestros pensamientos y deseos y a través de esto nos influimos unos a los otros. Una vez que me concentro en esta posibilidad, una vez que deseo revelar nuestra interconexión, descubriré nuestra influencia mutua y la emplearemos para la interconexión universal.

(25505 – De la charla sobre el Arvut el 29 de octubre 2010.)