A continuación será más fácil

En la Convención mundial descubrí que no soy capaz de conectarme con los demás, de anularme a mí mismo, y que ¡de ninguna manera puedo acercarme a alguien! Entonces, ¿qué debo hacer, si esta es mi naturaleza? – para esto existe un medio llamado Luz Superior. Esta Luz está recluida dentro del grupo, solo que se oculta de nosotros, no la podemos ver. Allí también se encuentra el Creador, el atributo de otorgamiento.

¿Cómo podemos atraer su influencia sobre nosotros? – Si tú comienzas a estudiar en grupo los auténticos orígenes: el libro del Zohar, o TES (Talmud Esser Sefirót), esto te permitirá atraer la Luz, despertarla desde el interior. ¿Por qué? – porque en estos libros tú lees sobre estados internos y así los despiertas y los acercas, los atraes a ti mismo. Tú traes a ti la influencia del mundo oculto, más interior, y este te ilumina. Esto te corrige gradualmente, de forma que te permite conectarte a los demás, y entonces el odio, el rechazo, el alejamiento, desaparecen. Tú comienzas a comprender la importancia de esa conexión, tú deseas que se cumpla. Y de pronto… llega un “clic”, tu primera conexión con los demás.

Si nos imagináramos los grados de esta conexión en forma de escala (del 0 hasta el escalón no 125), esto significa que del punto del cero tú te has acercado al número uno. ¡Y esta es la base! Ahora en la Convención, sentimos precisamente este punto del cero, el hecho de que no podemos entrar a una conexión entre nosotros. Y ahora tenemos una meta frente a nosotros – demandar la Luz que reforma por medio del estudio y la intención correcta. 

En ese momento, cuando consigues el primer grado de conexión, te conviertes en “hijo del próximo mundo”. Tú  comprendes, sientes que significa, empiezas un poco a familiarizarte con este mundo, ya recibes la primera impresión del mundo espiritual. Y a continuación ya será más fácil, porque lo principal es el primer gran cambio, ya que el resto de los escalones simplemente se tornarán más y más grandes. Obviamente, las diferencias entre ellos son grandes e inmensas en su potencia. Pero nada puede compararse con la entrada al primer escalón, dado a que con esto tú, en verdad, te trasladas de nuestro mundo al mundo espiritual., y este es un rompimiento radical.

(De la lección en el programa “Cabalá para principiantes”,  17.11.2010)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta