Abran El Zohar

No importa qué tan cansados estemos por los esfuerzos en leer El Libro del Zohar. No importa que tan insípido pueda resultar, durante la lectura debemos estar unidos en una sola intención, un solo deseo. Este es el trabajo que compartimos con garantía mutua contra las distracciones interiores de cada persona con nuestros pensamientos sobre la unidad.

Queremos dormir y desentendernos, perder el hilo de la narración. Vagamos en la neblina y el texto no nos atrae, ni suscita sensaciones. Sin embargo, este es el lugar que contiene la Luz, que tiene que hacer las correcciones en nuestro interior, llevándonos a la unidad, a la forma espiritual.

Tenemos que ansiar la unidad por nuestro lado y esperar una acción del lado de la Luz para que nos convierta en lo que sea necesario. Queremos unirnos y enfocarnos en el deseo único de estar juntos cuando cada persona inclina la cabeza. Yo hago este esfuerzo y deseo que la Luz realice esta acción como respuesta desde Arriba.

A esto se le llama, “Israel, la Torá y el Creador son uno”. Por medio de la Torá estamos intentando revelar al Creador, la Torá es la Luz que Reforma y unos une, y el Creador se revelará dentro de nuestra unidad. Que la persona continúe la lectura. Para mi cada palabra es una gota de Luz que nos une como un todo.

Me dirijo a todos nuestros amigos del mundo entero: Nos falta este esfuerzo conjunto.

(26483 – De la primera parte de la lección diaria de Cabalá del 14 de noviembre 2010 – El Zohar.)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: