Aférrate a la fuente

El contacto con el maestro y el grupo me proporciona una oportunidad de discernir mi relación con el Creador en cada momento. Con el grupo, trabajas directamente, pero cuando se trata del maestro, debes exaltar la importancia de sus palabras y su mensaje en tus ojos. De otra manera, no serás capaz de permanecer en el camino. Lo que importa aquí no es sólo un análisis teórico, sino la realización práctica, que, hasta ahora, ha estado “quedándose atrás”.

Aparte, un estudiante debe ser advertido de no despreciar al grupo y al maestro. De hecho, esto sin duda le niega una oportunidad de avanzar y lo retrasa por años. Me siento muy triste cuando presencio esos casos.

El despreciar a los otros es algo natural en sí, pero cuando una persona no lo resiste, es un gran problema. Aquí yace una oportunidad para el auto-análisis ya que la medida de desprecio por el maestro y el grupo es el grado del desprecio de uno por el Creador. La única diferencia es que en el caso del Creador, está oculto.

Si una persona no lucha contra su actitud desdeñosa y no la supera, él es “rebotado” a tal grado que es triste incluso el verlo aquí. En verdad, el cree que está avanzando, aun cuando sin el grupo, el se daría cuenta pronto que se ha desviado del camino. Entonces, él sería capaz de reconocer lo que está sucediendo y retomar el curso.

El desprecio es lo peor que puede ocurrir. Lo siento por los que han sido expulsados del camino por ello.

Estamos interconectados de tal manera que toda la abundancia llega a ti sólo a través de mí. Esta es la estructura del mundo espiritual: yo recibo de mi maestro, y tú recibes de mí.

No debemos permitirnos despreciar la fuente. Por el contrario, debemos aferrarnos más fuerte con todo nuestro corazón y alma. Estoy diciendo esto solamente porque de otra manera no llegaremos a lo que deseamos. Para esto, el trabajo mutuo y la unidad creciente son necesarios.

Esto se volverá cada vez más evidente. En años pasados, no estábamos entretejidos tan fuertemente y no tomábamos conciencia del tener que vincularnos en nuestras almas. Sin embargo, nuestras condiciones presentes nos fuerzan a hacerlo más. Como es de esperarse, los problemas, las dificultades, la frialdad y arrogancia surgirán. Tenemos que trabajar en ello y elevarnos por encima de esta “materia“.

(27142 – De la lección diaria de Cabalá del 19 de noviembre 2010 – Todos los que sufren por el público.)

Material Relacionado:

La forma de la materia creada por mí

Este trabajo no es fácil…

Matemáticas superiores de la creación

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: