Al pie del Monte Sinaí

Pregunta: ¿Cuál es la conexión interna entre los amigos?

Respuesta: Esta conexión interna sucede entre las chispas espirituales. Cada uno de nosotros tiene su propio “Yo” egoísta y además de esto existe una chispa espiritual, el “punto en el corazón”. Uno puede ser “azul” y el otro “verde” pero cada uno tiene un punto en el corazón  y todos ellos son del mismo “rojo”. Son estos puntos “rojos” los que debemos conectar.

Si conectamos nuestros puntos en el corazón, la conexión entre ellos es lo que se considera una vasija espiritual  (no los puntos mismos, sino su conexión). Al grado en que todos se anulen, habrá amor entre nosotros, en oposición al odio. Y por la diferencia entre el amor y el odio, medimos le elevación del alma, la magnitud de la vasija espiritual.

Todo el trabajo sucede dentro de la persona, cuando ve en los demás solamente sus chispas espirituales y anhela unirse con ellas. Después, empezamos a ver afuera cómo esto se refleja en la actitud de uno hacia el grupo, hacia los logros colectivos y la preocupación por los demás. Desde el esfuerzo interior se expande hacia afuera y se convierte en una acción práctica.

Si puedo conectarme con estas chispas espirituales, los cuerpos comenzarán a actuar en forma distinta de acuerdo a ellas. Todo depende de nosotros y esperemos y que nos demos cuenta seriamente durante la convención.

Estoy seguro que entenderemos estos principios. Después de todo, las personas vienen al Monte Sinaí sin conocimiento o entendimiento. Pero primero tenemos que lograrlo.

(25196 – De la cuarta parte de la lección diaria de Cabalá del 28 de octubre 2010 – La mente que trabaja.)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta