Cara a Cara con el Creador

Baal HaSulam, Me has cercado por detrás y por delante, se refiere a la revelación y ocultamiento del rostro del Creador, pues en verdad “Su reino domina sobre todo” (Tehilim/Salmos 119:3),  y todo regresará a su raíz porque no hay un lugar vacante de Él. Pero la diferencia está en el tiempo presente o en el tiempo futuro, porque aquel que conecta los dos mundos, descubre en el presente Su vestidura: pues todo lo que es dado es una vestimenta para la revelación de la Divinidad.

Todos los acontecimientos, desde el comienzo hasta el fin, los envías Tú y tienen el único propósito de abrirme los ojos y volverme a la Fuente. Y no existe un lugar en donde Tú no domines para que yo pueda decir que actué por mi cuenta o que alguien estuvo a mi favor o en mi contra.

Todo está impregnado por la Luz del infinito, el Creador; por lo tanto, no existe un acto, pensamiento, o paso que no esté totalmente controlado por Él. Todo esto tiene un solo objetivo: llevarnos a alcanzarle para que nos acerquemos a Él, a conocerle, aferrarnos a Él y aceptar Su gobierno.

Necesitamos volvernos como Él y caminar con Él en adelante, conviniendo con todas Sus acciones e imitando Sus movimientos a tal grado que podamos predecir lo que Él hará y deseará hacer antes de que lo haga. Resulta que es mi deseo hacerlo y Él es quien lo lleva a efecto por mí.

Una persona llega a tan sutil entendimiento y percepción del sistema que se le está revelando, que se une completamente con el Creador. Anticipo lo que el Creador desea que haga y como un niño que tira del adulto por la mano así hago avanzar a la criatura hacia la perfección.

Claramente en este caso anulamos el tiempo. Ya no hay más pasado, presente o futuro y ascendemos al estado en que todo sucede de una vez, simultáneamente. El futuro da paso al presente.

Y esto se considera como tiempo presente, es decir que ahora Él también se revela con sus vestiduras reales (también con ropajes de Maljut) y evidentemente muestra que el jinete no está subordinado al caballo. Pero, aunque pueda parecer que el caballo conduce al jinete, la verdad es que el caballo responde a cualquier movimiento, sólo con sentir la brida y el cabestro del jinete. Y esto es llamado la construcción de la estatura de la Divinidad, y esto también es llamado cara a cara.

(27114 – De la lección 7 de la Convención Mundial de Cabalá 2010, del 11 de noviembre 2010.)

Material Relacionado:

La pared interna

La ausencia precede a la existencia

En donde el creador y yo nos encontramos

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: