Cuando la oscuridad domina

Pregunta: ¿Cómo puedo estar alegre si estoy en un descenso?

Respuesta: Todo depende de cuál es tu meta. Recuerdo que cuando era un niño, durante el invierno solíamos subir una colina para luego deslizarnos en un trineo. No nos sentíamos felices en la subida, sino durante el descenso, Por lo tanto, todo depende de la meta. Si sabes que el descenso revela una nueva materia con la cual puede construir el siguiente nivel, ¿no te hace eso sentirte feliz?

Cuando me encuentro en medio de la confusión y en un enredo, que todo se va oscureciendo delante de mis ojos,  me siento feliz. Es porque voy a adquirir un nuevo conocimiento, nuevas sensaciones, una nueva cercanía y una nueva revelación después de la negrura. Dentro de la oscuridad que me cae encima, dentro de la nube de sentimientos, en la neblina de mi consciencia, me veo desde un costado, apartándome de la confusión y la tristeza y utilizándolas para evaluar el ascenso que se aproxima.

Así es como Rabí Shimon comprendió que estaba de pie antes del ascenso a la corrección final, cuando sintió que él era “Shimon, el del mercado”. A pesar de que no hayamos alcanzado esos niveles tan elevados, sin embargo, cuando te sientes muy debilitado, cuando el sol se ha velado, tienes que verlo como que el ascenso se está preparando. Así es como se revela el material del siguiente grado, cuando aún no se ha concretado, cuando aún no ha tomado la forma necesaria.

Cuando esto suceda, no debes sentarte allí y esperar lo que venga; no permanezcas en el mismo lugar, reuniendo tus fuerzas, sino por el contrario, comienza a trabajar. Intenta de inmediato vencer el obstáculo y salir de la oscuridad, aunque sea muy leve. Gracias a esto, todo lo que debe unirse al proceso comenzará a participar con mayor rapidez.

Tienes la oportunidad de llevar a cabo una preparación sistemática diariamente con la ayuda de los estudios y el grupo. Permanece conectado a lo largo del día y no sueltes el hilo espiritual, incluso si llega hasta ti a través de los auriculares de un mp3. Y permite que los demás te recuerden sobre la meta pues uno se desconecta del grupo cuando está en un descenso.

Si constantemente estamos bajo la influencia del entorno correcto, incluso cuando el lado negativo se vuelve más fuerte, podrás ver tu estado desde fuera y analizarlo. Esto te dará la capacidad de relacionarte a lo que sucede en forma distinta. La alegría llega cuando construyes el siguiente estado.

Lo único que puede privarte de tu capacidad de trabajar es un rompimiento total con la conexión espiritual provocada por una preparación insuficiente. Debes prepararte para cada momento de tu existencia de tal forma que nunca te salgas de la influencia correcta. Si realmente valoras al grupo, entonces la alegría nunca te abandonará.

(27083 – De la lección sobre el artículo de Rabash el 19 de noviembre 2010.)

Material Relacionado:

El único deseo que logra la meta

Una maratón de alegría

Cómo ascender pasando por encima de ti mismo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: