Cuando lo oculto se revela

Pregunta: En el libro, Una visión de bondad, está escrito: “Y sabemos que el hombre tiene que estudiar los cuatro niveles del PARDES: Pshat, Remez, Drush, Sod, y reencarnar hasta que los cumpla” ¿Realmente necesitamos ir a través de tantas reencarnaciones hasta que aprendamos el PARDES entero (la explicación simple, la alegoría, la insinuación, y lo secreto), para alcanzar el final de la corrección?

Respuesta: Tenemos que llegar a “Pshat,” la explicación simple de la Torá. Hasta ahora hemos estado estudiando “Sod“, el significado oculto, secreto. Sod” significa que estoy estudiando, pero no entiendo nada, es un secreto para mí.

Cuando el secreto se vuelve ligeramente más claro, se convierte en “Remez” (una insinuación), luego en Drush (la explicación alegórica, una alegoría), y entonces en “Pshat” (una explicación simple). Hay cuatro mundos: Asiya, Yetzira, Beria, y Atzilut. En este momento estoy estudiando la entrada en el Mundo de Asiyá, yo todavía no entiendo nada, y esto significa que estoy estudiando el secreto, “Sod”.

Una vez que hago la transición del Mundo de Asiya en un mundo superior, el Mundo de Yetzira, estudiaré “Drush.” En el Mundo de Beria estudiaré “Remez,” y en el Mundo de Atzilut “Pshat”.

“Pshat” es el mayor alcance, cuando no hay nada de ocultamiento, y todo es claro, transparente, simple y obvio. ¡Todas las Luces llenan todos los Kelim (vasijas), sé y entiendo todo!

Cada persona necesita alcanzar esto en su alma, pero en su propio nivel, hasta su corrección completa.

(26779 – De la Lección 3, Convención Mundial de Cabalá del 2010, 9 de noviembre 2010.)

Material Relacionado:

Todo comienza por un secreto

Los secretos del gobierno superior, “Una Dentro De La Otra”

La casa de la puerta de las intenciones

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: