Dificultades de la transición

El hombre siempre tiene que asirse a la religión y a todo tipo de creencias porque ha tenido que agarrarse de la espiritualidad, como un niño que se calma al abrazar un juguete favorito o una manta familiar. Una persona necesita tales “apoyos” en su vida entera. Hoy, sin embargo, cuando nuestro ego ha alcanzado tales proporciones que no estará satisfecho con un juguete, una persona lo pierde y no sabe a qué agarrarse.

Entonces, todo se convierte en aceptable, y nadie se preocupa por nada, las nociones del bien y del mal, religión y moral, no obligan más. Esto se convierte en un gran problema para la sociedad.

Ahí es cuando tenemos que circular de la sabiduría de la Cabalá tan rápido como sea posible para sustituir la rienda que está desapareciendo, una función principalmente llenada por la religión que se usó para mantener a raya a la humanidad.

La Cabalá lo hace para darle a la humanidad un propósito y revelarle el Gobierno Superior. Una persona no debe pensar que no existe una autoridad superior; ¡la hay! Sin embargo, en lugar de un sistema de moralidad que intimida a la gente con el castigo en la vida futura, necesitamos descubrir realmente el verdadero Gobernador. Sin él, es imposible adelantar en el período de transición tumultuosa cuando la humanidad es liberada de todo lo que la une.

Antes, todo solía encajar en un patrón claro. Todos sabían cómo vestirse basados en su posición social estrictamente inculcada por la sociedad. Ahora es el momento de la completa libertad cuando todo está permitido. Y es sólo el comienzo. Pronto, toda la vergüenza y la moral se irán por la ventana.

En lugar de ser controlados por la religión, la fe, el temor al castigo en este mundo y el futuro, la promesa del Cielo y el Infierno, y la opinión de la sociedad, la cual pone a todos (ya sea un esclavo, un peón o un señor) en su lugar dictando las normas de vida, incluso la ropa, en lugar de todo eso, nos encontraremos repentinamente desenfrenados por completo. Esto ha sido hecho intencionalmente para reemplazar este control con conciencia, deseando auto- subordinación al Gobierno Superior.

La transición en sí misma, sin embargo, es muy problemática. Sólo cuando una parte de la humanidad encuentra la conexión con el Gobierno Superior, con ” el látigo y las riendas”, del Creador y se alía con ellos, sirviendo como ejemplo para otros, entonces será más fácil para el resto aceptarlo.

(27317 -De la parte cuarta parte de la Lección Diaria de Cabalá del 22 de noviembre 2010, La esencia de la religión y su propósito.)

Material relacionado:

Justificar al Creador
Cómo comprender al Creador
El Creador creó al hombre recto

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta