El amor es ordenado por la Naturaleza

Ha llegado el momento de regresar al sistema natural, a una cohesión cercana que la Naturaleza, el grado de Biná, pide de nosotros. Tenemos que dirigirnos hacia la equivalencia, la homeostasis, y la similitud de propiedades y desde el rompimiento total ascender al nivel en donde estaremos completamente conectados como partes de un cuerpo saludable.

Todas las fuerzas que nos afectan lo hacen con un único propósito: empujarnos a una forma natural de reciprocidad y amor. Pero, si nuestro egoísmo ha crecido mientras que no hemos hallado la interconexión correcta entre nosotros, entonces la discrepancia entre los estados, la diferencia entre la unificación pedido y la separación concreta, es experimentada como sufrimiento.

Es debido a esto que la vida se vuelve más difícil. Los sistemas suplementarios designados para suavizar el predicamento o asustarnos ya no nos pueden ayudar pues hemos entrado a la etapa final de la evolución y debemos juntarnos en un sistema global integrado.

Hoy en día la humanidad descubre que todos estamos conectados con lazos irrompibles y es por eso que sencillamente debemos implementar la ley de la naturaleza misma, la ley de corrección en la interacción de las partes de la creación.

(25263 – De la tercera parte de la lección diaria de Cabalá del 29 de octubre 2010 – Explicación sobre el artículo, Prefacio a la sabiduría de la Cabalá.)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: